Finanzas

UE pide a Italia que explique su deuda o habrá consecuencias

El comisionado europeo para Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, habla durante una conferencia de prensa en la sede de la UE en Bruselas, el miércoles 12 de junio de 2019.
El comisionado europeo para Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, habla durante una conferencia de prensa en la sede de la UE en Bruselas, el miércoles 12 de junio de 2019. Foto AP

El comisario europeo de Economía pidió el miércoles a Italia que entregue rápidamente cualquier información nueva que pueda tener para explicar sus altos niveles de endeudamiento o de lo contrario se topará con la posibilidad de una medida legal inminente.

"Estamos dispuestos a tener en cuenta cualquier elemento nuevo que proponga Italia, pero no perdamos el tiempo", dijo Pierre Moscovici a los periodistas.

La Comisión Europea, que supervisa los planes presupuestarios de los 28 estados miembros, afirmó que la deuda pública de Italia se situaba en el 132,2% del PIB en 2018, muy por encima del límite del 60% de la Unión Europea. Se prevé que la deuda aumente al 135% este año.

Moscovici dijo que la Comisión está "comprometida con una aplicación inteligente y flexible de nuestras normas fiscales", pero añadió que "nadie debería dudar de que aplicaremos esas normas si no se cumplen los criterios".

La Comisión considera que la UE debería iniciar un "procedimiento por déficit excesivo" contra Italia, mientras la Comisión de Economía Financiera de la UE está de acuerdo en que es necesario actuar.

Los estados miembros del bloque también deben estar de acuerdo para que esto ocurra y Moscovici expresó la esperanza de que los países de la zona euro respalden las conclusiones de la Comisión durante una reunión de ministros de Hacienda el jueves.

Italia podría enfrentar multas de miles de millones de euros (dólares), aunque eso es poco probable.

La amenaza de tomar medidas legales coincide con el aumento de las tensiones entre Bruselas y el gobierno italiano, en particular el viceprimer ministro Matteo Salvini, que parece sentirse envalentonado después de los grandes logros de su partido de derecha en las elecciones europeas de mayo.

La carga de la deuda de Italia es la segunda más alta de Europa, después de Grecia. Muchos temen nuevas turbulencias financieras en Europa en caso de que Italia pierda el control del gasto, pero el gobierno de Roma insiste en que debe gastar más para impulsar el crecimiento luego de varios años de austeridad.

En Roma, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, convocó a una reunión el miércoles por la inminente posibilidad de que la UE tome medidas disciplinarias. Se entrevistó con sus dos viceprimeros ministros populistas, Salvini y Luigi Di Maio, así como con el ministro de Economía, Giovanni Tria, que ha estado tratando de satisfacer a la UE mientras al mismo tiempo trata de defender la agenda de su gobierno.

Salvini salió del encuentro como otras veces, combativo frente a la postura de Bruselas.

En un video difundido en su cuenta de Facebook, Salvini dijo que la comisión se vio "deslegitimada por el voto de millones de europeos" y que Bruselas "no puede tomar decisiones ni imponer opciones o sanciones a gobiernos y pueblos".

Salvini rechazó que el gobierno vaya a tomar medidas impopulares para combatir la deuda, como gravar los ahorros de los italianos. En su lugar, presionó para que se amplíen las amnistías fiscales, a las que él prefiere llamar iniciativas de "paz fiscal" destinadas a obtener ingresos.

  Comentarios