Finanzas

Empresario venezolano aplica experiencias multimedia en diseño de restaurantes

Alvaro Pérez Miranda en el Vagabond Restaurant and Bar, que se caracteriza por el techo dibujado con constelaciones.
Alvaro Pérez Miranda en el Vagabond Restaurant and Bar, que se caracteriza por el techo dibujado con constelaciones. el Nuevo Herald.

Más allá de las luces de neón del letrero de The Vagabond Motel, en el Miami Modern Historic District (MiMo), en Biscayne Boulevard, el recién inaugurado Vagabond Restaurant and Bar es la obra estilo contemporáneo de los años 1950 del empresario venezolano Alvaro Pérez Miranda.

“Está ideado para un vagabundo contemporáneo, esa persona que viaja, conoce de vinos y comida, es curioso y un día duerme en un hotel de lujo y al otro en el sofá del apartamento de un amigo”, describió el empresario.

Estudió diseño gráfico en Parsons School of Design, en Los Angeles, y su carrera la inició diseñando logos para restaurantes. Años después, Pérez Miranda se especializó en diseñar espacios desde la perspectiva de una experiencia multisensorial, que abarca imágenes, sabores, colores, olores y música.

En el 2006, en Nueva York, conformó la galería Black Ship Moment, un proyecto de arte colaborativo en el que artistas, actores, técnicos, pensadores y empresarios colaboran en proyectos de arte que sobrepasan fronteras en cada una de las disciplinas.

Uno de los proyectos de Black Ship Moment fue el evento de recaudación de fondos para Original Music Workshop, en Brooklyn, al cual asistieron ejecutivos y celebridades, como el músico Bono y la actriz Julianne Moore.

Para explorar la posibilidad de presentar uno de estos “momentos’’ de arte multisensorial, durante el pasado Art Basel, en el Vagabond Motel, Pérez Miranda viajó a Miami y se entrevistó con la propietaria del hotel, Avra Jain. El proyecto no se dio, pero en cambio, a pesar de la competencia existente, Jain le encomendó el diseño del concepto del restaurante.

El proyecto abarcó desde el diseño interior, que se caracteriza por el techo dibujado con constelaciones, un mural y una muestra de arte; hasta el menú y los tragos del bar. El anuncio original del hotel fue convertido en escultura por el artista local Diego Guzmán.

El menú, que describe como global, fue interpretado por el chef ejecutivo Alex Chang, de 25 años, nacido en Estados Unidos, de madre mexicana y padre chino.

“A Bono le fascinó el ceviche que él preparó para la cena de beneficencia en Brooklyn’’, anotó el empresario, de 50 años.

Su carrera en la industria de los restaurantes se inició en Los Angeles y continuó en Tokío, Japón, donde vivió 20 años, durante los cuales estuvo al frente de la apertura de 33 restaurantes. En 1989, Perez Miranda abrió Il Forno, en Tokio, en conjunto con Joseph Suceveanu y Royal Host, una compañía de alimentos y bebidas en Japón.

“Joseph Suceveanu fue uno de mis guías en este campo’’, dijo acerca del empresario de origen rumano, creador de Il Forno, en Santa Mónica.

En el 2002, en conjunto con un socio, Pérez Miranda creó Metromet, una compañía especializada en consultoría y manejo de restaurantes. Algunos de estos se convirtieron en los favoritos de estrellas de Hollywood de visita en Japón, incluidos Tom Cruise, Denzel Washington y Giorgio Armani.

Vagabond es el primer proyecto de Pérez Miranda y dos socios, luego de un receso en que se dedicó a cuidar a su hijo, hoy de 12 años, nacido en Japón. Otros proyectos más, dijo el empresario están en camino.

  Comentarios