Inmigración

Cuba afirma que EEUU retrasa con intención la entrega de visas

WASHINGTON -- Cuba dijo hoy que Estados Unidos se ha retrasado de forma intencional en el número de visas que se otorgan a los cubanos, sugiriendo que se trata de un intento deliberado del gobierno de Bush para provocar inestabilidad en la isla.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba declaró que EEUU sólo ha otorgado 10,724 visas en un período de nueve meses que terminó el pasado 30 de junio, lo que equivale al 54% de las cuota anual de 20,000 visas que deben concederse, según un acuerdo firmado en 1994.

La falta de cumplimiento en la entrega de visas podría considerarse como una ''violación grave e injustificable'' de los acuerdos migratorios, según una declaración que apareció en el periódico Granma —órgano del Partido Comunista Cubano— en el día de hoy.

Estados Unidos y Cuba con frecuencia han intercambiado acusaciones de utilizar el problema de la inmigración con fines políticos, pero el asunto es mucho más sensible en la actualidad luego que en julio del año pasado un Fidel Castro enfermo le cedió el poder a su hermano Raúl, sentando las bases para la primera transición de gobierno en casi medio siglo.

Los acuerdos migratorios se crearon para terminar con los viajes ilegales de cubanos a través del Estrecho de la Florida, y darle a los habitantes de la isla una vía segura de dejar el país, pero ahora Cuba está dejando entrever que la administración Bush retrasa deliberadamente el proceso.

La declaración de Cuba pregunta si el deseo del presidente Bush de que haya cambios en la isla se encuentra detrás de las evidentes demoras en otorgar visas ''aunque ello provoque una situación de inestabilidad que casi seguro podría afectar a los propios Estados Unidos''.

La cancillería cubana dijo que EEUU debería detener ''la manipulación del problema de inmigración con fines políticos'', y criticó duramente la política de Washington de permitirle a los cubanos que pisan territorio norteamericano permanecer en el país, mientras se devuelven a la isla a los interceptados en el mar, una política conocida como ''pies secos/pies mojados''.

Se cree que al otorgarse menos visas, más cubanos se arriesgarían a lanzarse al mar para tratar de llegar a las costas estadounidenses.

  Comentarios