Inmigración

Desesperada la situación de balseros detenidos en México

Decepcionados por abogados que les prometieron la libertad, incomunicados por las autoridades de inmigración y algunos de ellos al borde de la inanición, 10 balseros cubanos cumplieron ayer 14 días de huelga de hambre en un centro de detención de México.

''Lo que queremos es ser libres en la vida, no podemos regresar a Cuba'', dijo a El Nuevo Herald Armando Piñeros, uno de los huelguistas desde la prisión de Chetumal, al sureste de México

Piñeros, de 38 años, es parte de un grupo de 19 refugiados que fue interceptado por guardacostas mexicanos a finales de octubre a pocas millas de Isla Mujeres.

Los balseros están exigiendo asilo político al gobierno de ese país argumentando que si son repatriados a Cuba serán arrestados y perseguidos.

El miércoles El Nuevo Herald se comunicó con la oficina en Cancún del Instituto Nacional de Migración (INM) para conocer el estatus legal de los detenidos.

Nayely Vera, funcionaria de esa oficina, explicó que se pondría en contacto con el diario tan pronto como tuviera una postura oficial, pero la llamada no se produjo.

Según familiares de los balseros en Miami, los refugiados fueron incomunicados desde hace dos semanas luego de que las autoridades mexicanas se enteraron de un plan de fuga.

Elaine Díaz Naranjo, prima de uno de los detenidos, dijo que la situación empeoró luego de que algunos de ellos ``se encaramaron en las ventanas para poder hablar con gente de derechos humanos''.

Díaz, corredora inmobiliaria de West Palm Beach, afirmó que pagó a un abogado mexicano para que interpusiera un recurso de amparo en favor de su primo Adalberto Algecira. Pero ahora no sabe si realmente el abogado hizo la gestión o si el recurso no prosperó. Según ella otras siete familias en Estados Unidos también pagaron abogados con los mismos resultados negativos.

En un recorrido que hizo El Nuevo Herald hace un mes por los estados de Quintana Roo y Yucatán para conocer la situación de decenas de balseros que están llegando en embarcaciones improvisadas y lanchas rápidas a esta región, un reportero tuvo la oportunidad de entrevistar a Algecira en el hospital general de Cancún.

Algecira, herrero de 37 años de La Habana quien pertenece al grupo de los 19 que están detenidos en Chetumal, se recuperaba de infecciones sufridas durante la travesía.

''Desde que salimos tuvimos mal tiempo, las galletas se mojaron, la comida se nos agotó, estuvimos cuatro días sin agua'', explicó.

A la pregunta de cuáles fueron los motivos que lo llevaron a lanzarse al mar, explicó:

``Hay que estar en Cuba para entenderlo, hombres suicidándose, y yo para tirarme al suicidio me tiro a la aventura... llega el momento en que la angustia y el dolor, porque a ti te llega de alguna forma, cuando tienes que meter la mano para mantener tu familia, que la conciencia se afecta, y se va a la aventura''.

Algecira se recuperó y se unió días después a la huelga de hambre pero fue hospitalizado de nuevo con un diagnóstico de hipoglicemia, informó su prima.

Desde Chetumal, Piñeros aseguró que tanto los 10 huelguistas como los nueve balseros restantes continúan incomunicados.

''No nos han dicho nada [sobre la situación legal], no tenemos acceso a nadie, nadie nos puede visitar'', afirmó Piñeros.

La mayoría de los detenidos han intentado varias veces llegar a Estados Unidos. Piñeros, quien trabajaba en La Habana vendiendo carne de cerdo, explicó que ha hecho cinco intentos, uno de los cuales estuvo a punto de lograr al lanzarse de la embarcación frente a los Cayos de la Florida hace dos años.

''Cuando íbamos nadando, llegaron unos guardacostas en unos botes de lona y nos detuvieron'', agregó.

Un nuevo marco legal aprobado el año pasado por el gobierno de México contempla que los refugiados cubanos que toquen tierra firme tienen derecho a recibir un permiso de estadía de 30 días para luego abandonar el país por la frontera que a bien tengan. No obstante la misma legislación estableció que los interceptados en aguas mexicanas serán deportados a Cuba, situación en la cual estarían los 19 detenidos en Chetumal.

  Comentarios