Inmigración

Comisarías de Nueva York ofrecerán teléfonos de guardia de consulados latinos

La Policía de Nueva York colocará en sus comisarías carteles con los teléfonos de contacto de los consulados latinoamericanos, con el ánimo de facilitar el respeto de los derechos de los ciudadanos de esa región.

Así se lo anunció hoy el jefe de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, a los dieciséis cónsules latinoamericanos durante una reunión que mantuvieron todos ellos para coordinar medidas que ayuden a proteger los intereses del colectivo hispano.

''Kelly ha dado instrucciones para que grandes carteles con todos los teléfonos de emergencia de los dieciséis consulados se distribuyan en los principales cuarteles de la Policía, con la idea de que los emigrantes tengan acceso a esos números'', explicó a Efe el cónsul de México en Nueva York, Rubén Beltrán después de esa reunión.

Los dieciséis diplomáticos latinoamericanos forman parte de la llamada Coalición Latinoamericana de Cónsules de Nueva York (CLACNY), creada hace unos meses y liderada por el cónsul mexicano.

Entre los temas que tocaron con el responsable de la Policía neoyorquina destaca también el de la normativa por la que los oficiales de se cuerpo no deben realizar tareas relacionadas con asuntos migratorios.

''Cuando hacen su tarea, los policías no preguntan a la gente sobre su estatus migratorio, a diferencia de lo que ocurren en otros sitios, algo que es muy importante. La Policía está para hacer su trabajo y no para estos temas, que no son suyos'', explicó el cónsul.

Además, los diplomáticos expresaron su "beneplácito'', en palabras de Beltrán, por ‘‘el respeto y aprecio de la Policía de Nueva York hacia diversidad que tiene una ciudad como esta, no sólo en lo que respecta a los latinos''.

En ese sentido, el cónsul apuntó que los mil cien reclutas que este mes se graduarán en el cuerpo de Policía tienen 58 nacionalidades diferentes, lo que "habla muy bien de la Policía de la ciudad que, probablemente, es la más diversa del mundo''.

Kelly también puso al corriente a los diplomáticos sobre el grupo de trabajo creado para tratar asuntos relacionados con inmigrantes y con delitos de odio.

''Hemos hablado sobre cómo elaborar una estrategia conjunta no sólo para prevenir el delito sino para informar mejor a nuestra comunidad y trabajar para la protección de sus derechos'', explicó Beltrán, que este jueves ofrecerá un seminario a los inmigrantes mexicanos de Nueva York en el que un oficial informará sobre sus derechos y obligaciones como ciudadanos de este país.

En la reunión, los consultes también expresaron su "profunda preocupación y repudio'' hacia los recientes delitos de odio que se han producido en Nueva York hacia ciudadanos ecuatorianos.

''Como coordinador de CLACNY, expresé nuestro repudio hacia estos crímenes y nuestra confianza en que la Policía de Nueva York seguirá actuado de forma rápida para solucionarlos'', explicó Beltrán.

En ese sentido, señaló que a los diplomáticos "nos satisface saber que ya hay un boceto de uno de los principales sospechosos y que se haya fijado una recompensa de 20.000 dólares'' para quien ayude a solucionar esta cuestión.

Beltrán rehusó comentar los detalles que Kelly les ha ofrecido sobre las investigaciones que se llevan a cabo para no entorpecerlas, aunque se mostró satisfecho de la información "generosamente'' facilitada por el responsable de la Policía.

En relación con el ataque más reciente, el que tuvo lugar el pasado fin de semana contra dos hermanos ecuatorianos mientras iban por una calle de Brooklyn de camino a casa, Beltrán también evitó comentar detalles sobre su conversación con su colega ecuatoriano.

''He hablando con él y le he preguntado, pero me abstendré de comentar nada sobre el estado de salud'' del ecuatoriano José Sucuzhanay, apuntó el cónsul.

La CLACNY tiene previsto reunirse en enero con el gobernador del estado de Nueva York el próximo enero.

  Comentarios