Inmigración

Casa Blanca pospone reunión sobre reforma migratoria con congresistas

El gobierno estadounidense aplazó hasta el 17 de junio una reunión prevista este próximo lunes con congresistas para abrir el debate sobre una reforma migratoria, informaron este jueves fuentes de la Casa Blanca.

La reunión fue aplazada nueve días por motivos de agenda, señalaron las fuentes consultadas.

El presidente Barack Obama había oficialmente invitado a congresistas hispanos para reafirmar su apoyo a una reforma este año, en momentos en que diversas iniciativas legislativas han sido presentadas ante el Congreso.

Una campaña denominada "Reforma migratoria para América'' arrancó el miércoles, con decenas de activistas reunidos en Washington y una petición para inundar de mensajes pro-reforma al Congreso y al gobierno.

La noticia del retraso fue divulgada en primer lugar por el congresista demócrata Luis Gutiérrez ante decenas de activistas en una iglesia en el centro de Washington, constató la AFP.

El retraso de la reunión "es una buena idea, la expectación va a ser aún mayor'', explicó Gutiérrez ante los activistas.

"Sé que vamos a ser miles de personas ante la Casa Blanca ese día'', clamó ante los aplausos de los activistas.

Los pro-migración quieren movilizar de nuevo a los millones de extranjeros, legales e ilegales, para sacar adelante la reforma integral, en una reedición de las grandes movilizaciones de 2006.

La reforma migratoria propuesta ese año, y apoyada por el presidente George W. Bush (2001-2009), no avanzó debbido a la oposición conservadora en el Congreso, ni tampoco al año siguiente.

Unos 12 millones de extranjeros residen ilegalmente en Estados Unidos.

Más del 60% de los estadounidenses es partidario de la reforma, según un reciente sondeo de Pew Center, pero ese apoyo aún no es claro entre legisladores ante la actual crisis económica.

"Lograrlo va a ser duro, necesitará un esfuerzo continuo'', advirtió el senador también demócrata Robert Menéndez en el acto de "Reforma migratoria para América''.

"Quiero que sea este año'', declaró por su parte el jefe del Senado, Harry Reid, en una rueda de prensa junto a líderes hispanos.

  Comentarios