Inmigración

Demócratas promueven propuesta para reforma migratoria

Marcel Chávez porta las banderas de EEUU y Me´xico durante una protesta en Phoenix, Arizona. (Photo by John Moore/Getty Images)
Marcel Chávez porta las banderas de EEUU y Me´xico durante una protesta en Phoenix, Arizona. (Photo by John Moore/Getty Images)

Los senadores demócratas Harry Reid, Charles Schumer y Robert Menéndez promueven una propuesta marco para una reforma migratoria que incluye más recursos para la Patrulla Fronteriza y el posible despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur "cuando sea necesario''.

El borrador de la propuesta, al que tuvo hoy acceso Efe, tiene "cero tolerancia'' para más cruces ilegales y establece una serie de "hitos'' para fortalecer la seguridad fronteriza y lograr el "control operacional'' de la frontera sur, que deben cumplirse antes de cualquier medida para la legalización de la población indocumentada.

Según indicaron a Efe fuentes legislativas, estos elementos buscan atender las inquietudes de la oposición sobre la seguridad fronteriza.

Reid, que el martes dijo que el Senado debatiría primero una legislación de cambio climático antes de la reforma migratoria, afronta fuertes presiones de sus colegas en la Cámara de Representantes para que actúe este año sobre la reforma de inmigración.

La oficina de Reid no quiso comentar sobre la propuesta marco, que previsiblemente será presentada formalmente este viernes.

La propuesta marco de 26 páginas establece los parámetros para un proyecto de ley que permita la legalización de los indocumentados.

La propuesta establece más equipos y recursos tecnológicos para la Patrulla Fronteriza y recomienda la creación de una "unidad auxiliar'' que ayude a esa entidad en la detención e interdicción de quienes intenten ingresar ilegalmente a EEUU, ‘‘incluyendo terroristas'', además de combatir el contrabando de drogas o "armas de destrucción masiva'' en la frontera común.

También da a la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, "la autoridad para desplegar a personal de la Guardia Nacional en las fronteras cuando sea necesario''.

Ese despliegue militar es algo que ha solicitado el gobierno estatal de Texas, y que también cuenta con el apoyo del senador republicano y ex candidato presidencial John McCain.

La propuesta de Reid, Schumer y Menéndez también recomienda la construcción de más puertos de entrada al país, y la contratación de "miles'' de inspectores de aduanas. Esos puertos de entrada tendrían acceso a todas las bases de datos del Gobierno para impedir la entrada de criminales, según el borrador.

La propuesta prohíbe que, una vez que el Gobierno federal haya cumplido con el fortalecimiento de la seguridad fronteriza, los estados y ciudades puedan aplicar sus propias leyes y sanciones relacionadas con inmigración, porque eso "podría socavar las políticas federales''.

Además, para facilitar la deportación de "individuos peligrosos'' "se enmendarán las leyes para sancionar a países que demoren o impidan la repatriación de sus ciudadanos, y el Gobierno de EEUU tendrá más autoridad para detenerlos hasta que puedan ser deportados'', según el documento.

Mientras se trabaja en la seguridad fronteriza, el Departamento de Seguridad Nacional podrá iniciar el proceso de registro y revisión de los indocumentados, quienes podrán obtener permisos de trabajo temporales.

Estos inmigrantes podrán solicitar la residencia permanente si reúnen requisitos como el pago de impuestos, aprendizaje del inglés, e inscripción en el Ejército, pero tendrán que esperar "en cola'' ocho años mientras se procesan las visas de residencia legal para extranjeros en otros países.

Durante una rueda de prensa hoy, varios líderes demócratas del Congreso presionaron para que el Gobierno del presidente Barack Obama presente una demanda contra una ley que criminaliza a los indocumentados en Arizona.

También pidieron que el Senado actúe pronto sobre la reforma migratoria.

Varios de los congresistas criticaron al senador republicano Lindsey Graham, que hasta hace poco estaba negociando un plan de reforma con el senador demócrata Charles Schumer pero ahora insiste en que primero debe fortalecerse la seguridad en la frontera con México.

''Se debe avanzar en una reforma migratoria integral. No nos va a intimidar un senador de un estado sureño o de cualquier otra parte'', dijo la legisladora demócrata Sheila Jackson Lee.

Este sábado, activistas pro-inmigrantes protagonizarán actos de protestas en más de 70 ciudades para denunciar la ley SB1070 de Arizona y para continuar presionando por la escurridiza reforma migratoria.

  Comentarios