Inmigración

Defensores de inmigrantes sufren fuerte derrota

La enmienda del DREAM Act, que beneficiaría a miles de estudiantes indocumentados, fue bloqueada el martes en el Senado federal, constituyendo una importante derrota para activistas a favor de los inmigrantes que lucharon por su aprobación a lo largo de toda la nación.

Incluida en un proyecto de ley para el presupuesto de Defensa, la enmienda otorgaría estatus legal a estudiantes indocumentados que quisieran realizar estudios superiores o servir en las fuerzas armadas.

En Miami, estudiantes y activistas expresaron su frustración por la votación en Washington. El proyecto de ley necesitaba 60 votos, pero sólo consiguió 56. Otros 43 senadores votaron en contra.

"No puedo mentir. Definitivamente hay un sentimiento general de '¿qué pasó?' ", comentó Gaby Pacheco, líder estudiantil que abogó por la aprobación de la medida. "Pero a la vez, quiero agradecer a los senadores por darnos una mayor razón para continuar con la lucha".

También fue derrotada otra polémica enmienda en el proyecto de ley para revocar la política de "No preguntes, no digas", aplicada desde 1993 a los homosexuales en las fuerzas armadas.

Defensores de los homosexuales aseguran que dicha política ha suscitado el despido de alrededor de 14,000 militares.

Por la Florida, el senador republicano George LeMieux votó en contra, y el demócrata Bill Nelson a favor.

Las posibilidades de llevar nuevamente ambas propuestas al Senado son remotas, considerando la posibilidad de que los demócratas pierdan la mayoría en los comicios del 2 de noviembre.

Los republicanos generalmente han visto el DREAM Act como una "amnistía" para los indocumentados. De haberse aprobado, hubiera permitido la legalización de aquellos estudiantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años, llevan al menos cinco años de estancia en el país, carecen de antecedentes penales y completan al menos dos años en la universidad o prestan servicio en las fuerzas armadas.

Según el Instituto de Política Migratoria (MPI), en Washington, alrededor de un millón de estudiantes reuniría todos los requisitos.

A pesar de que es un partidario del DREAM Act, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, votó en contra a fin de tener el margen de maniobra necesario para intentar llevar la enmienda de nuevo a votación.

Esta información fue complementada con servicios cablegráficos de El Nuevo Herald.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios