Inmigración

Las posibilidades para reforma migratoria este año se reducen, según expertos

Las posibilidades de que la reforma migratoria salga adelante este año se reducen cada vez más, según advirtió un panel de expertos durante la reunión bienal del Cuban American National Council (CNC) en Washington.

El director ejecutivo de America's Voice, Frank Sharry, dijo no ser “optimista” sobre la posibilidad de que se consiga antes de las elecciones legislativas de este año, incluso apuntó a la posibilidad de que se logre después de las presidenciales de 2016.

Sharry planteó un escenario en el que si el Congreso finalmente no avanza, el presidente Barack Obama actúe con una medida ejecutiva que dé alivio a los inmigrantes y aunque no fuera lo que prometió, los demócratas obtendrían el rédito por esta acción.

El partido republicano, según dijo, ha virado “a la derecha” en el tema migratorio y ha fallado en “ser parte de la solución”, como promueven una minoría de legisladores y representantes republicanos entre los que citó al senador por Florida Marco Rubio.

El analista consideró que si los republicanos no cambian de actitud respecto a la reforma tendrán repercusiones electorales, mientras que si estuvieran abiertos a darle una oportunidad de debatir la reforma -ya aprobada en el Senado- “podrían recuperar el voto de algunos latinos”.

Por el otro lado, también criticó a los demócratas, que no han logrado sacar adelante la ley, que fue una promesa del primer mandato de Obama, y de cara a las elecciones recordó que “decir unas palabras en español” en un mitin con hispanos “no es suficiente” para mostrar el compromiso con la comunidad hispana.

En el panel también participaron Doris Meissner, directora del U.S. Immigration Policy Programa del centro de estudios Migration Policy Institute. y Arturo Vargas, director ejecutivo de Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (NALEO).

Vargas señaló que es necesario un “impulso fuerte” para lograr la integración de los inmigrantes que les permita tener éxito y prosperar, aunque vio “muy difícil” que se consiga la reforma este año, ya que según dijo tendría que ser antes del receso de verano.

Para Vargas se trata de una disputa entre el propio partido republicano y recordó que el peso del voto latino “en cualquier ciclo presidencial” se ha convertido en un “factor fundamental” que puede ser “decisivo” para el resultado final.

Por su parte, Meissner urgió a los políticos a trabajar por la reforma porque legislar sobre inmigración “nunca ha sido posible sin un fuerte bipartidismo”.

Meissner, excomisionada del desaparecido Servicio de Inmigración y Naturalización (INS, en inglés), apuntó que la situación actual es diferente a la reforma que llevó a cabo el republicano Ronald Reagan en 1986, porque “hemos aprendido de los errores”, y consideró “difícil” un futuro sin una incorporación de los inmigrantes.

“La inmigración es parte de nuestro futuro”, subrayó.

  Comentarios