Linea de Inmigración

Una valiosa rectificación y un saludo, Semper Fi!, de corazón

Veo como una sola palabra, mal interpretada por usted, le ha dado un giro de más de 360 grados a lo que quise expresar.

Decirle quiero que estoy orgulloso de ser residente permanente del país que ha sido muy generoso conmigo y con todos los cubanos, y que me ha dado la libertad que nunca antes tuve en mi vida. Este país me respeta y me ha hecho sentir un ser humano, y me ha abierto sus puertas sin importarle mi origen latino, ni mi religión, ni mi raza.

Quiero decirle además a usted y al mundo entero que si tengo que tomar las armas para defender este país, con mucho ORGULLO, DIGNIDAD y VALENTIA las tomaría, y que el día que obtenga la ciudadanía, lloraré de alegría, de gozo, de gratitud y de amor porque estoy enamorado de este país, lo cuido, lo amo, lo respeto, y aporto mi granito de arena para su continua prosperidad.

Pero haciendo una analogía como absurda en las matemáticas, ¿cómo es posible que si le digo que estoy desesperado por traer a mi familia, y que cuando al llegar a Cuba, huelo el hedor del comunismo que me asquea y me repugna, habría una contradicción? En resumen, usted

malinterpretó a su forma y su manera, e hizo un juicio muy superficial. Lo que sí debo reconocer que tengo que mejorar mi gramática. Al leer su contestación me indigné mucho, pero luego me sentí muy tranquilo y hasta sonreí, porque tuve a Dios en mi pensamiento y Él me contentó.

Me da mucha pena que cubanos y otros que hayan leído su respuesta sientan vergüenza de lo que usted les hizo entender de mí. Pero Dios es grande y sabe que eso no fue lo que yo, según usted, di a entender. De todas formas no me contestó la segunda pregunta, pero le agradezco su respuesta, pues me hace AMAR más a este país, más de lo que lo amo. Si de verdad usted ama a este país como yo lo hago, entonces publique estas líneas, para que la gente vea que hubo un malentendido y que usted también ama a este bello país como yo. Muchas gracias,

Rogelio Carvajal Pupo, (vía correo electrónico)

*****

Respeto y honor ante usted primero, antes de comenzar estas pequeñas líneas. Soy nacido en Cuba y ciudadano de Estados Unidos desde 1959. Soy veterano del Vietnam y otros conflictos donde con mucho orgullo participé como U.S. Marine. Después de 30 años de servicio, me retiré de esa grandiosa institución militar que no deja opción a sus enemigos. Con esto dicho, quiero darle a usted su merecido elogio por la contesta que usted le dio al señor que se sintió “condenado” a hacerse ciudadano de este gran país.

Mi saludo para usted, y ojalá que muchos como él presten atención a esas declaraciones en contra de este país. Como dice usted “Pues, ¿por qué vienen?”. Desgraciadamente, este generoso país los acepta. Pero también hay muchos que nos consideramos privilegiados y agradecidos de vivir en esta tierra donde su moneda declara in God We Trust [en Dios confiamos]. A usted mi respeto y admiración, siga con sus sabios consejos pues sus éxitos están ligados con su franqueza. A nuestro país hay que cuidarlo y querer y pelear por él, pues si lo perdemos, ¿a dónde vamos a ir?! Si usted desea alguna información sobre los Marines no deje de comunicarse conmigo. Once a Marine, always a Marine [Una vez un Marine, siempre un Marine]. God bless you [Dios lo bendiga].

René Cortinas-López, Semper Fi! (vía correo electrónico)

Desde la silla de ruedas que carga mi octogenaria humanidad, levanto mi mano hasta la frente en mi saludo respetuosísimo a AMBOS mis corresponsales, Rogelio y René – al primero, por su patriotismo civil, feliz y debidamente clarificado, y al segundo, por su servicio militar en el meritísimo cuerpo de los U.S. Marines – Semper Fi! (¡Siempre Fieles!), como lo consigna para la eternidad su precioso lema institucional. Sólo en esta unidad podemos salir adelante en estos tiempos dificilísimos donde otra fracción de los vivientes ansía exterminarnos... ¡Gracias!

MANFRED ROSENOW es un

abogado y periodista de Miami

especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald,

3511 NW 91 Avenue, Doral FL 33172 o al correo electrónico rosenowesq@aol.com

  Comentarios