Linea de Inmigración

Línea de inmigración: Cada tipo de visa o de admisión tiene su ciencia

Saludos, señor Rosenow. He leído algunas de sus respuestas sobre la visa B-2, muy informativas por cierto. Mi pregunta es la siguiente. ¿Puede una persona con esa visa solicitar a su llegada, en el mismo aeropuerto, acogerse a la Ley de Ajuste Cubano?

Gracias por estar ahí para nosotros.

“Anónimo”, (vía correo electrónico)

Breve su pregunta, pero substanciosa. El elemento informativo sine qua non que falta en su pregunta es, ¿su arribo a Estados Unidos es la primera vez que llega a este país, o ya ha tenido presencias anteriores (más bien recientes) acá? Este interrogante es fundamental y en él reside la respuesta a su pregunta, puesto que para pedir residencia en este país por efectos de la Ley de Ajuste Cubano, hay que ser cubano (o cónyuge o niño de tal, cualquiera sea su nacionalidad), carecer de un impedimento de conducta criminal, y llevar “un año y un día” de presencia física (continua o acumulada) en este país. De resto, este magnífico beneficio no se pide nunca en un aeropuerto, sino al Servicio de Inmigración (antes INS, ahora USCIS) ¿Estamos?

Respetado señor Manfred. Estoy adelantando mi proceso de residencia en este país por petición de mi hija que es ciudadana americana. Ella hizo la solicitud por mi, mas no para mi actual esposo, ya que es hija de mi primer matrimonio.

Mi esposo, quien tiene 75 anos y es pensionado de mi país, Colombia, vino como turista con una entrada por 6 meses que vencen el 22 de junio próximo. No obstante, tiene pasaje de regreso para finales de mayo, ya que bajo ninguna circunstancia se quedaría ilegal. Hace 12 años tiene visa americana, con múltiples entradas y excelente manejo.

Mi pregunta es: ¿Tendría él alguna dificultad con las autoridades migratorias yendo a Colombia en mayo y regresando un mes después, o sea, en junio? El sólo está por hacerme compañía, jamás le ha pasado por su cabeza trabajar en este país, ya que nos sostenemos con la pensión de Colombia, más el arrendamiento de una propiedad que poseemos en nuestro país, y una ayuda financiera que mi hija mensualmente nos proporciona. ¿O sería viable pedir una extensión de visa, ya que durante ese mes de estadía en Colombia él permanecería solo, bajo su propio cuidado, y a su edad, próximo a cumplir 76, es bastante arriesgado hacerlo? ¿Este sería un argumento razonable, puesto que por ahora yo no puedo viajar, ya que tengo mi entrevista previa al procesamiento de la visa de residente este mismo mes de mayo de 2015? Por favor, su asesoría es de suma importancia, estoy muy preocupada. Mencióneme, si le es posible, ¿cuál seria la la mejor opción?

Con sentimientos de eterna gratitud. Agradezco enviar respuesta por este mismo medio.

“Anónimo a solicitud”, (vía correo electrónico)

Sólo para ir aclarando (para beneficio de los demás lectores), el impedimento por el cual su hija ciudadana no puede pedir a su padrastro, no es por su calidad de tal, sino porque el matrimonio de él con usted tendría que haber ocurrido antes de los 18 años de la niña, cosa altamente improbable, a menos que tanto el primero como el segundo matrimonio suyo, hayan ocurrido a tan temprana edad de la hija peticionaria. (Perdóneme la aclaración, que surge tan solo porque soy un fanático de la precisión...)

En su carta se percibe que en sus andares inmigratorios faltó un abogado bien informado y confiable. Todo lo que usted cuenta está bien, pero, ¿por qué su esposo de tres cuartos de siglo de edad y de precaria salud tiene que salir corriendo al exterior antes de los 6 meses de su admisión B-2?! No quedarse ilegal es correcto y es loable, pero ¿acaso no hay más alternativas para extender su presencia legal acá en tanto que la petición de usted (nueva residente) por él corre su curso? Estudiar inglés, por ejemplo, le proporcionaría un cambio a admisión de estudiante (F-1) fácilmente extensible a que la petición suya por él madure.

Si le interesa lo que digo, ¡venga a verme!

MANFRED ROSENOW es un

abogado y periodista de Miami

especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald,

3511 NW 91 Avenue, Doral FL 33172 o al correo electrónico rosenowesq@aol.com

  Comentarios