Linea de Inmigración

La ‘Carta blanca’ para salir de Cuba fue eliminada en octubre del 2012

Buenas tardes, abogado. Hoy por primera vez leí El Nuevo Herald después de 7 años en este país y me interesó mucho su Línea de Inmigración, por lo cual le quisiera hacerle una pregunta.

Si una persona que vive en Cuba y en el año 2009 se le fue dada una visa de estudiante por una beca que se ganó aquí en Estados Unidos, pero nunca pudo entrar al país, pues en aquel entonces no se daba carta blanca. ¿puede ser que si ahora pide una visa, ésta le sea otorgada?

“Anónimo” (vía correo electrónico).

La “carta blanca” (para los no informados ó los desmemoriados) era la indispensable autorización del (des)gobierno cubano para poder dejar la isla. Obviamente los más afectados por esa medida totalitaria y restrictiva eran los jóvenes y su obligación de servir ante todo en el servicio militar cubano.

La “carta blanca” fue eliminada por Cuba a partir del 16 de octubre del 2012. Me sospecho que la tramitación que usted describe, a esta fecha ya esté des-actualizada, pero talvez se puede re-actualizar. Venga a verme con los papeles en existencia. Me huele que tiene un caso viable...

Señor Rosenow, cada día leo el periódico y he podido apreciar su inmensa capacidad para dar a cado caso que le plantean ó no solución y pasos a seguir a quienes, como yo, siempre buscamos una vía que nos guíe con conocimiento que nos permitirá encontrar cómo solucionar nuestro problema.

Soy cubana y realmente admiré siempre este país que para mi estaba negado conocer, ya que no tenía a nadie que me impulsara a venir a él, ó sea, me facilitara la entrada. Claro, ese sueño era bonito en la juventud, y ya con los años fui perdiendo el interés, pero a mis 66 años, mi hija, las más pequeña de tres hijos, emigró a través de una reclamación que le hiciera el padre al esposo de ella y entró con residencia, lo que le permitió hacer el trámite correspondiente para que mi esposo y yo viniéramos de visita y así fue. Vinimos en enero del 2010 y nos acogimos a la Ley de Ajuste Cubano, y nos quedamos para luchar por traer a nuestros dos hijos varones que soñaban con la libertad y posibilidad de trabajar y darles a sus hijos la posibilidad de una buena educación y, por ende, una vida mejor.

No sin múltiples esfuerzos, y a través de la hija mayor de mi esposo, medio hermana de mis hijos y ya ciudadana, logramos que ellos pudieran estar reunidos con nosotros, pero como nada es perfecto, a uno de mis hijos le fue imposible traer a su único hijo a quien crió, ya que fue producto de su anterior matrimonio, pero que le dieron la custodia del mismo. Cuál no sería la decepción y disgusto, venir para este país y dejar atrás a su querido hijo de 22 años, y que él tenia la esperanza de que, como estaba reclamado en el paquete, se lo dejaran pasar, y qué doloroso nos ha sido estar todos aquí y que él se haya quedado allá, con la esperanza de un parole para el 2020, ¡seis años! Los intentos por adelantarlo han sido infructuosos, pues nos han explicado algunos personas que la categoría de CP-3 está inmovilizada y nos aconsejan de cuando el se haga residente, él llegó en mayo de este año 2014, lo que vendría a obtenerla quizás a fines del 2015.

Mi pregunta, ¿cree usted que ésa es la mejor solución? ¿Cree que el CP-3 pueda tener movimiento en algún momento y se pueda adelantar? Aconséjeme, ya tengo 74 anos, y diera todo por poder ver, antes de morir, a mi familia toda reunida y a mis nietos superándose para no pasar las angustias que hemos pasado a lo largo de nuestra vida, pues somos humildes, y aunque muy luchadores, pero eso cuando no hay libertad, de nada sirve.

“Nombre omitido” [a discreción del columnista].

Comprendo y comparto su aflicción, estimada abuela, pero la ley no puede hacerlo, porque tendría que lidiar... ¡con un millón de excepciones! Si le queda fácil, venga a verme (sin costo alguno) con los papeles del caso y revisaremos cualquier posibilidad.

MANFRED ROSENOW es un

abogado y periodista de Miami

especializado en temas de inmigración.

Escríbale a El Nuevo Herald,

3511 NW 91 Avenue, Doral FL 33172 o al correo electrónico rosenowesq@aol.com

  Comentarios