Los Influyentes

Líderes negros de Florida: Hay que revisar ley de defensa propia ‘Stand Your Ground’

Michael McGlockton, frente a una foto de su hijo, Markeis McGlockton, quien fue abatido a tiros, habla en una conferencia de prensa en Clearwater, Florida, el 24 de julio del 2018. Una disputa la semana anterior sobre un espacio de estacionamiento para discapacitados llevó a a la muerte del joven. El agresor alegó defensa propia sobre la base de la ley estatal ‘Stand Your Ground’.
Michael McGlockton, frente a una foto de su hijo, Markeis McGlockton, quien fue abatido a tiros, habla en una conferencia de prensa en Clearwater, Florida, el 24 de julio del 2018. Una disputa la semana anterior sobre un espacio de estacionamiento para discapacitados llevó a a la muerte del joven. El agresor alegó defensa propia sobre la base de la ley estatal ‘Stand Your Ground’. AP

El debate sobre la controversial ley de defensa propia de la Florida, conocida como Stand Your Ground, retomó fuerza el mes pasado después de una acalorada discusión afuera de una tienda de Clearwater que terminó con un hombre negro mortalmente herido y su agresor, quien es blanco, en libertad, y los activistas de derechos civiles muy enojados.

La ley, que permite el uso de la fuerza mortal en circunstancias que amenacen la vida, indica que las personas no tienen que retroceder y pueden responder a la amenaza con fuerza letal o no letal.

Y aunque la persona que disparó ese 19 de julio, Michael Drejka, fue acusada la semana pasada por la Fiscalía Estatal de un cargo de homicidio no premeditado, críticos de la ley —y la demora en acusar a Drejka— han pedido que la Legislatura de la Florida revise la ley y la cambie. Muchos alegan que la ley afecta desproporcionadamente a víctimas de la raza negra.

El año pasado, los legisladores modificaron la ley para obligar a los fiscales a probar que el acusado no tenía derecho a usar la defensa propia, en vez de que los abogados del acusado prueben que sí tenía derecho a usar la fuerza mortal.

Como parte de la serie de los Influyentes de Miami, preguntamos a 50 de las voces más destacadas del estado si los legisladores estatales deben celebrar un período extraordinario de sesiones para abordar las preocupaciones de los críticos.

Una mayoría del grupo —quienes provienen de los campos político, educativo y jurídico, entre otros— dijo que la Legislatura debe celebrar ese período de sesiones. El 36 por ciento dijo que no y 11 por ciento dijo que “no está seguro”.

Hubo una diferencia clara sobre bases raciales y étnicas. Los Influyentes negros, que forman una cuarta parte del grupo concordaron unánimemente que la ley debe estudiarse otra vez. Y algunos Influyentes que votaron en contra dijeron que de todas maneras hay que revisar la ley, aunque no necesariamente en un período especial de sesiones.

“La ley es demasiado ambigua y da demasiado espacio para matar a voluntad incluso en situaciones en que una retirada segura era posible y lo correcto”, dijo Marleine Bastien, directora ejecutiva del Family Action Network Movement. “La ley debe cambiarse para incluir una guía clara de cuándo se aplica la defensa propia. La ley es tan poco precisa en este momento que cualquier con una personalidad violenta y tendencias racistas pueda usarla para matar a alguien”.

El 19 de julio, Michael Drejka, de 48 años, se atribuyó la protección de la ley de defensa propia tras matar a tiros a Markeis McGlockton, de 28 años. Drejka había discutido con la novia de McGlockton, Brittany Jacobs, sobre un espacio de estacionamiento para discapacitados. El video de vigilancia muestra que McGlockton se acerca a Drejka, lo empuja y lo hace caer al suelo, momento en que Drejka —que tiene una licencia de porte oculto de armas de fuego— saca su arma y le dispara.

El diario Tampa Bay Times reportó la semana pasada que la declaración jurada del arresto indica que el temor de Drejka no era razonable. Después que McGlockton lo empujó, se alejó caminando.

“Drejka sostiene el arma con las dos manos”, expresa la orden de arresto, según el Times. “McGlockton se aleja inmediatamente cuando lo confrontan con el arma. Mientras se retira hacia su vehículo, comienza a darse la vuelta dirigirse hacia el frente de la tienda, alejándose del agresor”.

Después de los hechos, al menos un legislador estatal pidió la derogación de la ley. El senador Darryl Rouson, demócrata, está favor de modificar la ley para que sólo se aplique al derecho de los individuos a defenderse en su vivienda, según WFLA-TV en la zona de la Bahía de Tampa. Su exhortación a la celebración de un período extraordinario de sesiones para abordar la ley fracasó anteriormente este mes, reportó el Times.

Mary Anne Franks, profesora de Derecho en la Universidad de Miami quiere ir más allá todavía.

“La ley Stand Your Ground debe derogarse completamente”, dijo al Miami Herald. “[La ley] no sólo alienta a las personas a usar fuerza mortal en situaciones que no lo justifican, sino que promete a estas personas inmunidad de enjuiciamiento y que los hechos no aparecerán en sus antecedentes. El movimiento a favor de la ley de defensa propia fue un engaño desde el principio, sobre la base de la falsa alegación de que los ciudadanos respetuosos de la ley no podían defenderse bajo las leyes en vigor”.

Todos los candidatos demócratas que se han postulado a la gobernación de la Florida han pedido la derogación de la ley, redactada en el 2005 por la National Rifle Association, reporta POLITICO Florida. El representante federal Ron DeSantis, candidato republicano a gobernador, dijo que cree que la ley no debe aplicarse al caso de Clearwater y que el jefe de la Policía del Condado Pinellas, Bob Gualteri, republicano, no analizó la ley correctamente cuando decidió no arrestar a Drejka.

Ken Lawson, presidente y director ejecutivo de Visit Florida, citó la muerte a tiros en el 2013 de Trayvon Martin, un adolescente de Miami Gardens que estaba desarmado, en Sanford, Florida. En ese caso, George Zimmerman, no fue arrestado de inmediato pero posteriormente fue declarado inocente de asesinato en segundo grado. Zimmerman alegó defensa propia tras sufrir lesiones en el rostro y la cabeza durante un forcejeo con Martin.

El caso de Martin provocó indignación en la comunidad negra y galvanizó a una nueva hornada de activistas de los derechos civiles bajo la bandera de Black Lives Matter.

“La situación en Tampa fue terrible. Aunque hubo una acusación de asesinato, [la ley de defensa propia] se usó indebidamente como defensa en la prensa y en las discusiones jurídicas iniciales”, dijo Lawson, quien es negro. “La ley tiene una intención que vale la pena, pero no puede usarse como escudo para matar a alguien, como en el caso de [Trayvon] Martin y el caso de Tampa. Debe revisarse la aplicación práctica de la ley”.

Los que defienden la ley, como David Mica, director ejecutivo del Florida Petroleum Council, dijo que algunos “parecen confundidos por el verdadero alcance de la ley” y que “ley, en su forma actual, puede funcionar”.

Rhea Law, abogada y recaudadora de fondos republicana, dijo que cualquier cambio debe hacerse con la mente clara y no apresuradamente.

“No creo que debemos cambiar la ley hasta que no sepamos exactamente cómo aplicarla”, dijo Law. “Los cambios rápidos solamente llevan a más confusión y malinterpretación”.

El mes pasado el senador federal Bill Nelson, demócrata por la Florida, pidió al Departamento de Justicia federal que investigue lo ocurrido en Clearwater. Los senadores Kamala Harris, de California, y Corey Booker, de Nueva Jersey, firmaron la carta de Nelson al secretario de Justicia, Jeff Sessions, al igual que los representantes federales floridanos Charlie Crist y Alcee Hastings.

  Comentarios