Los Influyentes

Los Influyentes: Florida tiene que actuar para controlar las consecuencias del vapeo

A medida que aumentan significativamente en todo el país los casos de lesiones pulmonares por el uso de cigarrillos electrónicos, muchos buscan que el gobierno responda para evitar que las personas se lesiones y pedir cuenta a los fabricantes.

Los problemas pulmonares han afectado en lo fundamental a personas jóvenes, y se agravan a partir de síntomas parecidos a la influenza hasta llegar a situaciones de peligro de vida en cuestión de días o semanas.

En la Florida se han reportado al Departamento de Salud 68 de estos casos, y un informe emitido durante la primavera indicó que casi uno de cada cuatro alumnos de escuela secundaria en la Florida usa cigarrillos electrónicos.

En una nueva encuesta entre los Influyentes de la Florida, un grupo de 50 personalidades destacadas de todo el estado, más de dos terceras partes quiere regular el uso de los cigarrillos electrónicos de una manera u otra.

Aproximadamente la mitad (47%) dijo que el estado debe intervenir y prohibir totalmente los cigarrillos electrónicos.

Hace unos días en Tallahassee, la procuradora general Ashley Moody anunció que está investigando a varias compañías que tienen negocios en el estado para estudiar sus prácticas de mercadotecnia, particularmente entre los menores.

Las leyes de la Florida prohíben vender productos de vapeo a menores de 18 años, pero según el Departamento de Salud estatal, el uso de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes ha aumentado significativamente.

“Estamos estudiando la situación y vamos a realizar una investigación profunda. Vamos a pedir cuentas a cualquier compañía que se dirija intencionalmente y engañe a nuestros jóvenes con productos de vapeo”, expresó Moody en una conferencia de prensa el miércoles en una escuela secundaria de Tampa.

La Florida se une así a otros estados del país que toman medidas contra lo que algunos llaman ya una “crisis de vapeo”.

En Massachusetts, el gobernador Charlie Baker declaró una emergencia de salud pública y anunció una prohibición general sobre la venta de todos los productos de vapeo. En Michigan, la gobernadora Gretchen Whitmer prohibió temporalmente los productos saborizados de vapeo. Montana, Oregon, Rhode Island y Washington ya han hecho lo mismo. Por su parte, el gobernador de California, Gavin Newsom, prometió $20 millones para una campaña pública de concientización sobre los peligros del vapeo, y en Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo emitió una orden de emergencia para prohibir los productos saborizados de vapeo.

El 21% de los Influyentes afirma que la Florida debe prohibir solamente los productos saborizados de vapeo y 26% no estaba seguro de cuál sería la solución.

Solo 5% dice que el estado no debe imponer más normas de control.

Los que piden una prohibición total dicen que es irresponsable permitir la venta de esos productos, hasta que se prueba que su consumo no es dañino.

Ana López-Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Baptist Health South Florida, dice que los especialistas clínicos del hospital ya están aconsejando a los pacientes —especialmente jóvenes que se inclinan por los productos saborizados de vapeo— que no usen esos productos.

“No hay duda de que el vapeo es dañino para la salud”, dijo. “No conocemos todos los ingredientes secretos de los productos de vapeo... en resumen, todavía no tenemos pruebas científicas concluyentes, pero sabemos que los cigarrillos electrónicos son dañinos para la salud y deben prohibirse completamente’”.

Frank DiBello, presidente ejecutivo de Space Florida, enfatizó en que aunque el libre mercado es un “elemento crítico de nuestro éxito económico, las preocupaciones de salud van primero”.

Como la población afectada por el vapeo es en lo fundamental gente joven, algunos Influyentes dicen que prohibir solamente los productos saborizados pudiera ayudar a protegerlos.

“Prohibirlos completamente no debe ser una opción, a menos que estemos preparados para prohibir los cigarrillos tradicionales también”, dijo Annie Lord, directora ejecutiva de Miami Homes for All.

Los que están menos seguros sobre una prohibición potencial, dicen que es necesario realizar más investigaciones para entender mejor los riesgos antes de prohibir esos productos.

Los Influyentes que no están seguros de que una prohibición sea la respuesta correcta, apoyan normas, límites y recomendaciones.

Luis García, presidente ejecutivo de Adonel Concrete, de Miami, dice que todavía se desconoce mucho para imponer prohibiciones.

“Los profesionales de la salud parecen no saber a ciencia cierta qué provoca estas enfermedades y muertes en jóvenes que usan productos de vapeo”, dijo. “En estos momentos se realizan estudios que nos permitirán entender mejor los riesgos que deben dictar si una prohibición es necesaria.

Elizabeth Koh, redactora del Herald/Times, contribuyó a esta información.

  Comentarios