América Latina

Vargas Llosa pide a Toledo que regrese al Perú a dar la cara por acusaciones de corrupción

Servicios/el Nuevo Herald

Un hombre sostiene un poster con la imagen del expresidente del Perú Alejandro Toledo con un mensaje que dice: "¿Has visto a este corrupto?", durante una marcha contra la corrupción en Lima, el 16 de febrero del 2017.
Un hombre sostiene un poster con la imagen del expresidente del Perú Alejandro Toledo con un mensaje que dice: "¿Has visto a este corrupto?", durante una marcha contra la corrupción en Lima, el 16 de febrero del 2017. AP

El escritor Mario Vargas Llosa le pidió al expresidente Alejandro Toledo que vuelva al Perú para dar la cara por los cargos de corrupción, en su columna que publica todos los domingos en diario El País de España.

Toledo, quien estaría en Estados Unidos, ha sido acusado formalmente de haber recibido sobornos por $20 millones de la constructura brasileña Odebrecht, cuando era presidente del Perú entre los años 2001 y 2006. Ese dinero era para ganar el derecho a construir la carretera Interoceánica que une a Brasil y Perú.

En el 2005, se estimó que la construcción de la carretera de 2,400 kilómetros tendría un precio de $800 millones. Al final, el costo de la obra se elevó a $4,500 millones según informó el diario El Comercio de Lima.

La empresa brasileña participó en gigantescas obras en el sur de la Florida como la expansión del Aeropuerto de Miami, la construcción del Metro Mover, del Miami Performing Arts Center, el Palmetto Expressway, el AmericanAirlines Arena y el FIU Stadium, entre otros.

La Fiscalía del Perú ha pedido prisión preventiva de 18 meses para Toledo por el delito de tráfico de influencias y lavado de activos.

Vargas Llosa afirmó que le entristece mucho el caso Toledo, quien “encabezó con gran carisma y valentía hace 17 años la formidable movilización popular en el Perú contra la dictadura asesina y cleptómana de Fujimori”.

El Premio Nobel de Literatura dijo además que votó por Toledo en las elecciones del 2001 y que, al igual que millones de peruanos, se sentiría traicionado por el expresidente si es encontrado culpable de los cargos que se le imputan.

Vargas Llosa también reveló que sus dos hijos apoyaron activamente a Toledo: Álvaro en la campaña presidencial y Gonzalo con todos sus ahorros en la marcha de los Cuatro Suyos contra la dictadura de Fujimori y a favor de la libertad.

Confesó el escritor que a poco de iniciado el gobierno de Toledo, su hijo Álvaro se retiró abruptamente del entonces presidente al escuchar conversaciones en el círculo íntimo sobre negociaciones irregulares. Entonces, según explicó Mario Vargas Llosa, le pareció demasiado suceptible la reacción de su hijo e incluso esta situación causó un distanciamiento entre ambos. A la luz de los hechos, el escritor se disculpó con su hijo en el artículo dominical.

  Comentarios