América Latina

Kuczynski advierte sobre el peligro de estancamiento en Latinoamérica

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, el 27 de enero de 2017.
El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, el 27 de enero de 2017. AFP/Getty Images

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, alertó hoy sobre la posibilidad de que Latinoamérica entre un período de lento estancamiento si no lleva a cabo una “revolución” que le permita superar algunos de sus rezagos.

“Tenemos quince años, nada más”, afirmó Kuczynski al intervenir hoy en uno de los edificios más emblemáticos de la Universidad de Princeton, donde el presidente peruano estudió a comienzos de los años sesenta y que hoy le rindió un homenaje.

Desde el escenario del edificio Alexander Hall, levantado a partir de 1892, Kuczynski, en un tono pausado y con notas de humor, habló sobre los desafíos que se ha enfrentado al frente de Perú y los que atraviesa Latinoamérica.

Algunos de estos temas surgieron durante la entrevista que mantuvo este viernes en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump un gobernante que, aparte de sus frecuentes roces con México, apenas ha tenido aportes sobre cómo piensa enfocar su relación con Latinoamérica.

Para Kuczynski, el “gran desafío” que tiene Latinoamérica ante sí tiene que ver con la educación, “en un sentido muy amplio”, que incluye un mayor impulso a la investigación y mayores avances en el campo tecnológico.

Habló de la necesidad de adoptar una “revolución educativa y tecnológica” en la región e insistió en el plazo de quince años para acometerla.

Pero si no se supera la prueba, Latinoamérica “simplemente no es que se vaya a desvanecer, pero irá estancándose lentamente”.

Kuczynski, que hoy recibió la medalla Madison de esa casa de estudios superiores, el máximo honor que dedica la Universidad de Princeton a sus exalumnos, advirtió sobre el progresivo envejecimiento de la población en Latinoamérica, que también afecta a otras regiones del mundo, y los desafíos que ello representa.

En Perú, por ejemplo, citó el hecho de que actualmente sólo el 9 % de la población tiene más de 60 años, pero en dos décadas será el 17 o 18 %.

Mientras la población envejece, la región sufre una serie de retrasos que hacen necesario diseñar unas políticas que vayan más allá del corto plazo.

“No tenemos mucho tiempo”, insistió desde el podio instalado en el salón de la Universidad de Princeton, adornado sobriamente y con las banderas de EEUU y Perú en el estrado.

Kuczynski citó una serie de problemas que atraviesa la región, entre ellos la corrupción, las desigualdades en la distribución del ingreso, las carencias en los servicios públicos y el descenso en los niveles globales de comercio.

Al referirse al caso de Brasil y México, que reúnen los dos tercios de la población latinoamericana y del producto bruto regional, recordó la recesión que afecta al primer país y el poco crecimiento que tiene el segundo.

Añadió que hay preguntas sobre por qué México no tiene un mayor crecimiento. “Nadie realmente tiene una respuesta. Podría ser una carencia del estado de derecho, que es un tema importante que afecta a toda Latinoamérica, con algunas pocas excepciones”, agregó.

En su exposición, Kuczynski lamentó la falta de integración que existe en Latinoamérica, excluyendo iniciativas de vinculación económica como las que tienen grupos como la Alianza del Pacífico, de la que forma parte Perú.

También mencionó la reunión que mantuvo con Trump, de quien destacó, irónicamente, que era un “verdadero diplomático” porque cuando se conocieron enseguida le preguntó cuántos años tenía.

Kuczynski sabe que Estados Unidos no tiene a Latinoamérica como una se sus prioridades, porque se enfoca en regiones “que causan problemas”, como Oriente Medio.

Para EEUU, añadió, Latinoamérica es como “un simpático perro durmiendo en la alfombra”.

Pero consultado sobre qué recomendaciones daría a Trump para abordar sus políticas con Latinoamérica, especialmente en temas de derechos humanos y democracia, sugirió actuar con “un guante de seda” y de una forma “muy diplomática”, una vez tenga una “idea clara” de lo que es necesario hacer.

Estados Unidos, agregó, “tiene que ser activo, pero no hiperactivo”.

Al respecto de la nueva Administración de Donald Trump, que llegó a la Casa Blanca el 20 de enero, Kuczynski dijo que el país está “en medio de un enorme cambio”. “No sabemos hacia qué es el cambio, pero está ocurriendo”, agregó.

  Comentarios