América Latina

Diez muertos en choque entre policías y presuntos sicarios en oeste de México

Diez personas murieron en un enfrentamiento registrado entre miembros de la Gendarmería y un grupo del crimen organizado en el estado de Jalisco, en el oeste de México, informó el viernes la Policía Federal en un comunicado.

Entre las víctimas fatales del choque ocurrido la noche del jueves hay cinco gendarmes, tres presuntos delincuentes y dos civiles que “al parecer eran ajenos al evento y cuyos cuerpos fueron ubicados en la misma dirección de fuego en que fueron agredidos los policías federales”, indicó la institución.

Además, ocho integrantes de la Gendarmería, una división de la Policía Federal creada en agosto de 2014, “resultaron lesionados, uno de ellos de gravedad, los cuales fueron trasladados a distintos hospitales para su atención médica”.

Según los primeros testimonios, el ataque se produjo hacia las 21.15 hora local del jueves (03.15 GMT del viernes) cuando los gendarmes, a bordo de siete unidades, realizaban labores de patrullaje y reconocimiento en la colonia La Mascota, en el municipio de Ocotlán.

“Al paso del convoy oficial y sin mediar palabra”, una persona que estaba en un vehículo estacionado “sacó un arma larga y disparó contra los agentes federales”, quienes buscaron resguardo junto a sus patrullas y repelieron la agresión con apoyo del resto de gendarmes, indicó la corporación.

Al lugar llegaron otros “individuos armados, a bordo de cuando menos una decena de vehículos, quienes también accionaron armas de alto calibre, desde distintas direcciones, en contra de los elementos federales”, agregó.

Tras el intercambio de disparos, añadió la Policía Federal, algunos de los agresores huyeron del lugar disparando, “por lo que se tiene registro de impactos de bala en vehículos ubicados en varias calles a la redonda”.

En el sitio fueron aseguradas siete armas largas, cuatro granadas de fragmentación y cinco vehículos presuntamente empleados por los agresores.

Aunque la fiscalía de Jalisco tomó conocimiento de los hechos, el caso será turnado a la Procuraduría General de la República (PGR), agregó la corporación.

Este estado del oeste de México es disputado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y la organización La Resistencia, que en septiembre de 2011 formó una alianza con el grupo de Los Zetas para combatir al primero.

  Comentarios