América Latina

Cristina Fernández comparecerá el jueves ante la Justicia por acuerdo con Irán

La ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner pronuncia un discurso en el estadio Arsenal Club en Sarandí, cerca de Buenos Aires, el 22 de octubre de 2017. La ex
La ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner pronuncia un discurso en el estadio Arsenal Club en Sarandí, cerca de Buenos Aires, el 22 de octubre de 2017. La ex AFP/Getty Images

La ex presidenta argentina y senadora electa Cristina Fernández deberá presentarse este jueves en los tribunales para prestar declaración como investigada en el caso del supuesto encubrimiento de los iraníes acusados de atentar contra una mutualista judía en 1994.

La exmandataria deberá comparecer ante el juez federal Claudio Bonadio, aunque tiene derecho a no declarar y presentar un escrito, algo que ya ha hecho en otras ocasiones en las que fue citada por este magistrado por otras causas judiciales.

Fernández, que en las elecciones del pasado domingo obtuvo una banca en el Senado, que asumirá el próximo 10 de diciembre, está acusada, junto a otros ex miembros de su Gobierno, de presunto encubrimiento en un caso abierto por una denuncia que presentó en 2015 el fiscal Alberto Nisman días antes de morir.

Nisman, cuya muerte sigue sin ser esclarecida, tenía a su cargo la investigación sobre el atentado contra la mutualista judía AMIA, de Buenos Aires, que dejó 85 muertos y sigue impune.

Pocos días antes de ser hallado muerto en su apartamento de un disparo en la cabeza, Nisman denunció que un acuerdo firmado entre Argentina e Irán en 2013 para investigar conjuntamente el atentado buscaba, en realidad, encubrir a los sospechosos del ataque.

La comunidad judía atribuye a Irán y al grupo chií Hizbulá la planificación del atentado, que fue el segundo contra objetivos judíos de Argentina, después de que 29 personas murieran en 1992 al explotar una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires.

La denuncia del fallecido procurador fue desestimada por “inexistencia de delito” a principios de 2015, pero el caso fue reabierto a finales del año pasado y posteriormente fue unificado con otro por presunta traición a la patria, también con eje en el polémico acuerdo.

Fernández será la última de las quince personas citadas a prestar declaración indagatoria por Bonadio, un juez que la exmandataria intentó sin suerte recusar en varias oportunidades.

Entre quienes fueron indagados está el excanciller Héctor Timerman, quien afirmó que sus gestiones solo estuvieron encaminadas a “avanzar” en un proceso de investigación del caso AMIA que estaba paralizado.

Según Timerman, la firma del acuerdo con Irán fue impulsada por Interpol con el acuerdo del propio Nisman y del magistrado que llevaba el caso AMIA.

El memorándum nunca entró en vigencia porque no fue ratificado por Irán y, en Argentina, aunque fue aprobado por el Parlamento, posteriormente fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema.

Fernández, que siempre ha sostenido la legalidad de la firma de aquel acuerdo, carga ya con tres procesamientos judiciales por hechos ocurridos durante su mandato.

Dos de los procesamientos fueron dictados por Bonadio: uno por supuestas irregularidades en contratos de futuros de dólar por parte del Banco Central y otra por presunta asociación ilícita para lavar dinero a través de la empresa Los Sauces, propiedad de la familia Kirchner.

En una entrevista la semana pasada, antes de los comicios, Fernández denunció que había una “muy evidente de persecución política” en su contra “instrumentada a través del Poder Judicial”.

“Parte del cronograma electoral, más allá de que la Justicia investigue, es esta seguidilla que comenzó cuando Bonadio me citó a indagatoria por el memorándum de entendimiento con Irán”, afirmó.

  Comentarios