América Latina

Sobornos de Petrobras evocan escándalo del 2006

Aécio Neves, senador y candidto presidencial del Partido Social-Demócrata Brasileño (PSDB) , durante un acto de campaña, en Belo Horizonte, Brasil.
Aécio Neves, senador y candidto presidencial del Partido Social-Demócrata Brasileño (PSDB) , durante un acto de campaña, en Belo Horizonte, Brasil. AFP/Getty Images

El candidato opositor a las elecciones de Brasil Aécio Neves equiparó el sábado el caso de corrupción en la petrolera Petrobras al escándalo de sobornos que en 2006 hizo tambalearse al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

“Brasil se despertó hoy perplejo con las más graves denuncias de corrupción de nuestra historia reciente”, dijo Neves en un video en su cuenta de Facebook.

Neves aludía así a un reportaje publicado en la prensa que filtra una declaración a la Policía de un exdirectivo de Petrobras, que implicó a decenas de políticos en una red de reparto de sobornos financiada con dinero de constructoras asociadas a la petrolera estatal.

El exdirector de Refino y Abastecimiento de Petrobras Paulo Roberto Costa, que está en prisión preventiva, habría implicado a un ministro, a decenas de senadores, altos cargos del Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma Rousseff y de otros tres partidos y al candidato presidencial Eduardo Campos, fallecido el pasado agosto.

Neves afirmó que este escándalo es la segunda versión del caso de corrupción ocurrido en 2006, relativo al soborno de diputados a cambio de apoyo político al PT, por el que 24 políticos y empresarios han sido condenados.

“Es el Gobierno del PT patrocinando el atraco a nuestras empresas públicas para el mantenimiento de su proyecto de poder”, manifestó Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) sobre el nuevo escándalo de Petrobras.

El candidato opositor, que actualmente ocupa el tercer lugar en los sondeos de intención de voto, reclamó que las investigaciones vayan “más a fondo” y que se apliquen “castigos ejemplares” a los responsables.

“Estamos disputando estas elecciones contra un grupo que utiliza el dinero sucio de la corrupción para mantenerse en el poder. Por eso, creo que llegó la hora de decir basta a esto y sacar de forma definitiva al PT del poder”, agregó.

Sin embargo, Neves no aludió en su mensaje a Marina Silva, candidata favorita en las encuestas y que se convirtió en candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) después de la muerte de Campos, quien supuestamente fue implicado como uno de los políticos que recibía sobornos.

Según las denuncias de Costa, filtradas por la revista Veja, las constructoras socias de Petrobras alimentaban un fondo millonario que servía para pagar dinero a decenas de políticos.

La revista dijo que se beneficiaron de esos fondos el ministro de Minas y Energía, Edison Lobão; los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de los Diputados, Henrique Eduardo Alves, además de citar a otros cinco legisladores.

Según Veja, el secretario de Finanzas del PT, João Vaccari Neto, era el responsable de canalizar los fondos de la red de corrupción hacia los políticos de esa formación.

El diario Folha de Sao Paulo, sin citar nombres de implicados, informó ayer que Costa delató a por lo menos 49 diputados y 12 senadores.

  Comentarios