América Latina

Gigantesco volcán-nevado de Colombia hace erupción

El volcán nevado del Huila, el más temible de Colombia, hizo dos erupciones en la madrugada del miércoles y el deshielo consiguiente produjo avalanchas a lo largo de ríos que nacen en la gran montaña. Los flujos de lodo, árboles y rocas alcanzaron crestas de hasta seis metros de altura que destruyeron a su paso alrededor de 17 puentes, carreteras y grandes zonas rurales de cultivos en el sur del país.

Las primeras verificaciones de las autoridades en el área del desastre no habían encontrado víctimas mortales, lo que atribuyen a la eficacia en los sistemas de alerta que monitorean el nevado y permitieron movilizar en masa al menos a cuatro mil personas, principalmente indígena, para ponerlas a salvo.

El estado de alerta máxima se mantiene en una gigantesca región del sur y occidente Colombia ante la alta probabilidad de nuevas y mayores erupciones.

La fumarola del nevado, situado a 285 kilómetros al suroeste de Bogotá, el miércoles se elevaba a gran altura y la actividad del volcán amenaza con castigar importantes zonas del sur del país desde el pasado mes de febrero cuando los registros sísmicos y volcánicos comenzaron a crecer después de más de más de cuatro siglos de tranquilidad y reposo en que se mantuvo la montaña.

La mayor avalancha detectada hoy corrió a lo largo del río Paez y dejó incomunicadas por tierra extensas comarcas indígenas de la comunidad Pez cuyas autoridades tradicionales no reportaron víctimas mortales pero sí enormes daños en cultivos, viviendas y vías de comunicación.

Los departamentos más afectados con las erupciones son Huila y Cauca.

El nevado del Huila posee un solo cráter y forma parte de la cordillera andina Central (de tres que atraviesan el país) de la que constituye su máxima elevación con 5.750 metros sobre el nivel del mar. Posee tres grandes moles de nieves perpetuas y un colosal casquete glaciar.

Su última erupción ocurrió en 1555.

En 1994 la cuenca del río Pez sufrió una avalancha que dejó decenas de muertos y destrozos pero no tuvo origen en actividad volcánica de El Huila.

"La erupción ya terminó y el volcán ha entrado en una baja de su actividad sísmica, aunque continuamos el monitoreo", explicó al medio día de hoy Alberto Núñez, director del estatal instituto de minas y geología, Ingeominas.

La peligrosidad del nevado del Huila se debe a su carácter de nudo orográfico del que surgen, en forma radial, varios valles fluviales que desaguan en los ríos Magdalena y Cauca. Así, las avalanchas causadas por deshielos pueden llegar a afectar gigantescas regiones productivas y pobladas del sur y centro de Colombia.

La Oficina Nacional de Atención de Emergencias y organismos de socorro como la Cruz Roja Colombiana despacharon comisiones y elementos de auxilio para atender a la población desplazada.

El mayor desastre natural de Colombia ocurrió en noviembre de 1985, cuando el volcán nevado del Ruiz hizo erupción y desencadenó una avalancha de lodos, árboles y piedras que borró e la faz de la Tierra la ciudad de Armero, en el departamento de Tolima; mató a cerca de 30 mil personas y ocasionó estragos y grandes pérdidas en regiones circunvecinas.

El volcán nevado del Huila hace parte del Parque Nacional Natural que lleva su nombre y cubre territorios de los departamentos de Cauca, Huila y Tolima.

  Comentarios