América Latina

Extraditarán a Colombia a israelí que entreno ‘paras'

El Tribunal Supremo de Rusia rechazó el jueves el recurso contra la extradición a Colombia del ex coronel israelí Yair Klein, condenado en ausencia a prisión en ese país por terrorismo.

"Mi extradición a Colombia es una sentencia a muerte'', dijo durante la sesión judicial Klein, quien en su recurso cuestionaba la legalidad de la sentencia por la que el Tribunal de Moscú autorizó el pasado 12 de marzo su entrega a la Justicia colombiana.

El Tribunal de Moscú consideró entonces procedente la decisión de la Fiscalía General de extraditar a Yair Klein a Colombia, y el Supremo ratificó ese veredicto.

El ciudadano israelí tiene pendiente en Colombia una condena a diez años y ocho meses de prisión, que le fue impuesta en el 2001 por "instrucción, entrenamiento en tácticas, técnicas y procedimientos militares terroris-tas'', delitos agravados por ‘‘haberse cometido con mercenarios, y concierto para delinquir''.

Klein entrenó comandos paramilitares a comienzos de la década de los 80, cuando surgieron en la región colombiana del Magdalena Medio los grupos campesinos conocidos como "autodefensas'' para combatir a las guerrillas izquierdistas.

Esas facciones armadas se convirtieron más tarde en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), acusadas de numerosos crímenes de lesa humanidad y que, tras mantener conversaciones con el Gobierno entre el 2003 y el 2006, desmovilizaron a más de 31,000 de sus combatientes.

De acuerdo con las investigaciones, Klein estuvo al servicio de los extintos capos del cartel de narcotráfico de Medellín Gonzalo Rodríguez Gacha y Pablo Escobar, y de los que fueran líderes de las AUC, los desaparecidos Fidel y Carlos Castaño.

El ex coronel israelí fue detenido en agosto del año pasado en el aeropuerto Domodédovo de Moscú, cuando se disponía a viajar a Israel, por efectivos del Departamento antiterrorista del Ministerio del Interior de Rusia y agentes de la Interpol.

Durante la sesión del Supremo, Klein insistió en que no había cometido ningún crimen, denunció estar perseguido por motivos políticos y se quejó que fue condenado en rebeldía sin contar con suficiente defensa jurídica.

"En Colombia las cárceles están repletas de internos. Lo que yo hice fue hacer frente a las guerrillas con ayuda de los campesinos, y ahora me quieren meter en prisión con esos mismos guerrilleros'', manifestó.

También denunció que esperó en vano la asistencia de su país, pues "Israel ya no acostumbra defender a sus ciudadanos y combatientes'', según la agencia Interfax.

El abogado de Klein argumentó que Rusia y Colombia no tienen un acuerdo de extradición y que en relación a su cliente han vencido los plazos de prescripción establecidos por la Justicia rusa.

  Comentarios