América Latina

Detención de líderes rurales agrava conflicto argentino

La detención de agricultores en huelga y la citación judicial de líderes de la protesta rural contra el aumento de impuestos a las exportaciones de granos, y de dirigentes opositores, elevaron la tensión en un conflicto que lleva más de 80 días con el gobierno argentino.

Millares de productores protestaban ayer contra el accionar de la Justicia con bloqueos al transporte de camiones con granos y carnes en rutas de la región central, la más rica del país, uno de los mayores proveedores mundiales de alimentos.

"Empieza una etapa de judicialización de la protesta agraria. Espero que la justicia se mantenga indepen-diente y no sea un instrumento del gobierno'', afirmó a la prensa el líder agrario Eduardo Buzzi, uno de los dirigentes citados a estrados judiciales acusado de cortar una ruta en marzo pasado.

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, rechazó en declaraciones radiales cualquier injerencia del Gobierno en la detención el viernes de ocho agricultores.

que fueron liberados ayer, y en las citaciones a líderes de la oposición que respaldan la protesta fiscal. "Hay pruebas suficientes en el expediente (judicial) de que estos señores (por los agricultores) tuvieron una actitud con vocación de corte (de ruta) en todo momento y que prendieron fuego a pastizales a la vera de la ruta en determinados lugares'', señaló Fernández.

Los productores fueron imputados por la quema de pastos y por resistirse a la autoridad mientras cortaban la ruta 9, que enlaza la capital argentina con Rosario, principal polo exportador de cere-ales, aunque los involucrados rechazaron los cargos y acusaron al Gobierno de buscar intimidarlos.

El fiscal federal Juan Murray, que pidió las detenciones, abrió otra investigación contra Buzzi, dos diri-gentes opositoras y otros líderes de la protesta, a quienes acusa de cortar una ruta en marzo, durante la primera huelga que provocó desabastecimiento de alimentos y frenó exportaciones.

  Comentarios