América Latina

Presidente Correa minimiza posible atentado

El presidente ecuatoriano Rafael Correa.
El presidente ecuatoriano Rafael Correa.

QUITO -- (AP) -- Las autoridades ecuatorianas solicitaron el viernes a Colombia información sobre tres colombianos que fueron capturados en la víspera por supuestamente planear un atentado contra el presidente Rafael Correa, quien le restó importancia al hecho.

Los hombres permanecen detenidos en la cárcel de la policía judicial en Quito con orden de prisión preventiva, a la espera de que la fiscalía determine "si son o no culpables'' de planear el atentado, confirmó a la AP el viernes la vocera de la policía, Gabriela Gómez de la Torre.

Dijo que "se está pidiendo información'' a los cuerpos de seguridad colombianos para determinar si Oscar Peña, Oscar Jiménez, Edgar González, tienen antecedentes criminales o están vinculados a algún grupo armado u organización delincuencial.

Sin embargo, el presidente consideró el jueves en la noche que "hay altas probabilidades de que sean simples estafadores''.

El canciller Fernando Araújo dijo que en su gobierno están "dispuestos a colaborar en todas las investigaciones que se requieran, por supuesto que condenamos cualquier intento de crimen, todo tipo de delito'', dijo en una entrevista con radio Caracol.

"Si requieren las autoridades del Ecuador algún tipo de colaboración, se la brindamos completamente'', aseguró.

El ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, indicó que los detenidos "son tres colombianos y pertenecen a una banda de narcotraficantes''.

"No sabemos qué estaban haciendo los tres colombianos en Ecuador, lo que le estoy diciendo es que esos están identificados por nuestras autoridades como miembros de una banda de narcotraficantes que estaban aliados con el frente 48 de las FARC'', declaró a reporteros tras una ceremonia militar en Bogotá.

El director de la Policía Nacional colombiana, general Oscar Naranjo, confirmó "que se trata de criminales que se dedican al narco'', supuestamente vinculados con la organización rebelde.

El ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, Gustavo Larrea, aseguró desde Quito a la radio colombiana Caracol que "nosotros no decimos que son paramilitares colombianos ni mucho menos, nosotros no tenemos pruebas como para afirmar el origen de este intento de asesinato, no podemos señalar a ninguna organización ni grupo específico por ahora''.

Correa aseguró que "la pista que teníamos era de un colombiano que dijo que había (un plan para) este atentado, pidió dinero para dar más información. Entonces hay altas probabilidades de que sean simples estafadores''.

En una entrevista con el canal Ecuavisa, aseguró: "en esto nos jugamos la vida, por supuesto que hay peligro (de este eventuales ataques) pero hay que ser prudente porque (de) estas denuncias, (de) estas versiones tenemos decenas mensualmente, entonces hay que investigar''.

El fiscal general Washington Pesántez había explicado que aunque no se conocen todavía detalles, según las investigaciones preliminares "sabemos que había gente extranjera contratada para atentar contra el presidente de la república, coaligados con algunas personas de Ecuador''.

Desde hace meses existen rumores de supuestos atentados contra el presidente pero las autoridades no han llegado a corroborar esas informaciones.

Los periodistas de The Associated Press, Vivian Sequera y César García, contribuyeron con esta nota desde Bogotá.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios