América Latina

Dejan en libertad a ex alcalde de Sao Paulo acusado de corrupción

El ex alcalde de Sao Paulo Celso Pitta y el polémico inversor Naji Nahas, que fueron arrestados el martes en un operativo contra una organización criminal acusada de corrupción en Brasil, fueron liberados en la madrugada del viernes beneficiados por un hábeas corpus, informaron fuentes oficiales.

Los dos acusados se beneficiaron del mismo hábeas corpus que ya había favorecido el jueves al banquero Daniel Dantas, propietario del fondo de inversiones Opportunity y que es señalado como jefe de la red de corrupción desmontada.

Dantas, sin embargo, fue arrestado nuevamente el jueves, apenas diez horas después de su liberación, gracias a una nueva orden de detención expedida con base en pruebas recogidas durante la operación del martes y que comprobarían que el banquero intentó sobornar a los policías que lo investigaban.

De las 17 personas arrestadas el martes en una publicitada operación de la Policía Federal, apenas dos continuaban hoy en prisión, precisamente las dos acusadas de haber ofrecido un millón de dólares a un comisario de policía para desviar las investigaciones.

Los otros quince se beneficiaron del hábeas corpus concedido por el propio presidente del Supremo Tribunal Federal, magistrado Gilmar Mendes, y quien consideró que los acusados no tienen condiciones de dificultar las investigaciones incluso en libertad.

Pitta, que fue alcalde de Sao Paulo entre 1997 y 2000 tras haber sido secretario de Finanzas de la misma ciudad entre 1993 y 1996, fue arrestado debido a que las investigaciones lo identificaron como uno de los beneficiarios de la red de desvío de fondos públicos y lavado de recursos ilegales en cuentas en el exterior.

El ex alcalde ya había sido protagonista de un escándalo de corrupción en marzo de 2000, cuando su propia esposa lo acusó de participar en una red que desvió recursos de la alcaldía de la mayor ciudad brasileña.

Otra de las personas liberadas hoy fue el inversor Naji Nahas, un libanés que se radicó en Brasil en 1970 y que en 1989 fue acusado de haber sido el principal responsable por la quiebra de la Bolsa de Valores de Río de Janeiro.

Nahas es acusado de haber utilizado informaciones privilegiadas en arriesgadas apuestas en los mercados de valores y de administrar las redes ilegales por las cuales fueron enviados al exterior los recursos procedentes de la corrupción en Brasil.

La Policía acusa al grupo liderado por Dantas de formar una "organización criminal'' que se enriqueció mediante el tráfico de influencias, el uso de información financiera privilegiada, el lavado de dinero procedente del desvío de fondos públicos, corrupción, evasión de divisas y asociación para delinquir.

Según la Policía Federal, los acusados integrarían un grupo que se benefició de desvíos de recursos públicos denunciados en 2005 y que constituyeron el mayor escándalo de corrupción enfrentado hasta ahora por el Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Dantas comenzó a sobresalir a mediados de la década del noventa cuando se asoció al Citigroup y a Telecom Italia en un consorcio que privatizó la telefónica Brasil Telecom.

Los socios del consorcio, sin embargo, protagonizaron una intensa lucha por poder que generó varios escándalos por espionaje industrial y mala gestión de la empresa, y una crisis que apenas terminó este año cuando Brasil Telecom fue adquirida por el grupo de telecomunicaciones Oi en una operación apoyada por el Gobierno. EFE

  Comentarios