América Latina

Jueza dictó orden de deportación al ex ministro boliviano Arce Gómez

Una jueza de inmigración estadounidense ordenó la deportación del ex ministro boliviano Luis Arce Gómez, reclamado en su país por delitos de lesa humanidad, dijo hoy a Efe el embajador de Bolivia en Washington, Gustavo Guzmán.

''La jueza encargada del caso no aceptó el recurso presentado por Arce Gómez'', basado en la Convención contra la Tortura de Naciones Unidas, y este miércoles "decidió su deportación'', señaló Guzmán.

Sin embargo, Arce Gómez, que fue ministro de Interior en 1980-1981, puede aún recurrir a un tribunal de apelaciones en Washington para evitar ser enviado a su país.

El ex ministro, de 69 años, se encuentra actualmente bajo custodia de las autoridades de inmigración de Estados Unidos en el centro de detención de Krome, en Miami, tras cumplir la mitad de la condena de 30 años que le fue impuesta por narcotráfico.

Sin asistencia legal por la renuncia en marzo pasado de su abogada de oficio, Arce Gómez entregó personalmente en mayo pasado el recurso a la jueza Denise S. Slavin.

En el documento alega que si es entregado a Bolivia, no recibirá un tratamiento adecuado para sus enfermedades, debido al, a su juicio, "pésimo'' sistema médico existente en las prisiones del país y, por tanto, su vida correrá peligro.

El embajador boliviano se mostró convencido de que si Arce Gómez decide apelar, el tribunal no aceptará el recurso ante ‘‘la contundencia de la decisión de la jueza''.

''Creo que estamos en momentos definitivos y que la decisión de la jueza es concluyente y le cierra los caminos a Arce Gómez'', destacó.

Según Guzmán, el testimonio en una vista celebrada en julio pasado de Robert Gelvart, que fue embajador de Estados Unidos en Bolivia durante el Gobierno de Luis García Meza, del que Arce Gómez fue hombre fuerte, resultó ‘‘determinante'' para la "decisión de la jueza''.

Según el embajador, la jueza tuvo también en cuenta la ‘‘situación del ex presidente y último dictador de Bolivia, García Meza, quien se encuentra preso en un cárcel de alta seguridad boliviana y recibe tratamiento médico desde hace diez meses''.

En 1993, Arce Gómez fue condenado en ausencia en su país a 30 años de prisión por delitos de lesa humanidad cometidos durante el golpe militar de García Meza en 1980.

Tras el golpe de Estado, Arce Gómez fue ministro de Interior y se convirtió en el hombre fuerte del régimen.

Conocido como el "ministro de la cocaína'', fue detenido en 1989 y extraditado poco después a Estados Unidos, donde fue sentenciado por su relación con una red de envío de droga a este país.

  Comentarios