América Latina

Correa vincula a sus adversarios con opositores en Venezuela y Bolivia

Rafael Correa
Rafael Correa AP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que sus adversarios preparan actos de violencia antes del referendo constitucional del 28 de setiembre, a través de grupos universitarios instruidos por la oposición venezolana y boliviana.

"Se lo dije: atentos, preparan actos de violencia, esto es premeditado. Ya desde hace dos meses traían para dar cursos y seminarios a los seudodirigentes estudiantiles de Venezuela, opositores al presidente Hugo Chávez'', afirmó Correa en su programa semanal de radio y televisión.

"Le hicieron lo mismo a Evo Morales con la juventud cruceñista y los traen acá para darles clases y organizar a universitarios de acá para que creen lo mismo desmanes, los mismos brotes de violencia'', añadió.

Correa se defendió de las afirmaciones de un sector de la oposición que lo acusó de haber instigado a la violencia durante una gresca entre estudiantes que se produjo el sábado, cuando visitó una universidad privada de Guayaquil.

"No me digan que hubo brutal represión policial, ¿cómo pueden mentir tanto?, lo que hubo fue un brutal ataque a la Policía y a la seguridad del presidente por unos cuantos pelafustanes'', afirmó.

Aunque las autoridades nunca informaron sobre lesionados, varios universitarios denunciaron que fueron reprimidos con violencia cuando protestaban contra el proyecto de Constitución, y después de que Correa les pidió a sus

seguidores que "arreglaran el problema''. El presidente ecuatoriano indicó que "todo forma parte de una estrategia'' para evitar la aprobación del proyecto constitucional haciendo pasar al gobierno "como violento y represivo''.

"Es la estrategia de esta gente (...) y van a apuntar a vejar al presidente como saben que soy la figura más visible de este cambio histórico'', sostuvo.

No obstante, vaticinó el que podría

ser su cuarto triunfo electoral en dos años. "Si alguna duda nos quedaba de la aplastante victoria que tendrá el Sí el 28 de septiembre, después de haber visto esta multitud multicolor (...) se disipa cualquier duda'', señaló Correa subido en una tarima.

De cumplirse el pronóstico, Correa conseguirá su cuarta victoria en las urnas desde noviembre de 2006, tras conquistar la presidencia y ganar por mayoría la consulta para cambiar la actual Carta Magna y las elecciones de asambleístas.

Desde tempranas horas miles de personas se apostaron a lo largo de la avenida de los Shirys, que cruza el norte de la ciudad, para respaldar al ejecutivo de cara a la consulta del 28 de septiembre sobre la propuesta que redactó la constituyente controlada por el oficialismo.

Entre la multitud se alzaban banderas verdes y rojas alusivas al movimiento oficialista Alianza País y de los partidos aliados.

Los indígenas, con quienes el mandatario lleva una relación de altibajos, también llegaron en masa desde varias provincias, constató la AFP.

"Venimos a estar al lado del Sí, que gane el Sí'', manifestó Miguel Toabanda, un indígena de la comunidad del sur andino, que espera del gobierno le "cumpla el sueño de tener un carretero''. De ser aprobado el proyecto de Constitución --redactado por una Asamblea de mayoría oficialista--, Correa podrá postularse a la reelección y el Estado quedará facultado para regular y planificar la economía, entre otras varias reformas.

"Necesitamos la revolución'', agregó Toabanda, de 55 años, que a pesar del sol llevaba puesto un poncho rojo. "Vamos compañeros, Sí mil veces Sí'', gritaba.

  Comentarios