América Latina

Protestas agravan suministro energético en Bolivia

LA PAZ - Una ola de protestas opositoras en contra del presidente Evo Morales y su proyecto de constitución provoca una severa crisis energética en cuatro regiones del país a raíz de una drástica reducción de suministros, informaron autoridades.

Los bloqueos carreteros en el oriente y sur del país donde tienen lugar las protestas interrumpieron el transporte de gas licuado en botellones metálicos a varias ciudades entre ellas Santa Cruz, informó el asesor legal de la Superintendencia de Hidrocarburos, Leonardo Chiquíe.

La situación era la misma en la región del Chaco al sureste donde están las mayores reservas de gas, principal producto de exportación del país.

Grupos opositores tomaron el viernes una planta de bombeo de gas en la sureña ciudad de Tarija y cortaron envíos a una fábrica de cemento. La acción pone en riesgo el suministro eléctrico, dijo la delegada presidencial, Celinda Sosa.

La oposición rechaza el proyecto constitucional y exige la devolución de unos fondos que el gobierno tomó de los presupuestos regionales para pagar una renta vitalicia a los ancianos. Advirtió también con suspender suministros de gas a Brasil y Argentina ante lo cual los militares reforzaron el control en las instalaciones petroleras.

En varias regiones opositoras la protesta lleva doce días y escasean los alimentos.

Una solución inmediata parecía lejana el sábado debido a que ni el gobierno ni los opositores ceden en sus posturas.

Morales llamó a defender la democracia el viernes y calificó a las protestas que incluyen toma de varias oficinas públicas como un "golpe civil al Estado".

El prefecto (gobernador) de Santa Cruz, Rubén Costas, principal líder opositor, llamó a mantener las medidas de fuerza al visitar el viernes algunas localidades que mantienen bloqueos carreteros.

La crisis política que vive el país que ya lleva varios meses se tensó más tras el referendo del 10 de agosto que ratificó en el cargo a Morales con el 67% de los votos y a cuatro prefectos opositores que impulsan gobiernos autónomos en sus regiones.

La confrontación política y regional gira en torno a la demanda autonomista que es rechazada por el gobierno y al proyecto constitucional que impulsa Morales y que los opositores aseguran no representa el sentir de todos los bolivianos.

La ratificación en referendo del proyecto constitucional ha quedado en suspenso. El texto propone la reelección del presidente, una economía estatista y otorga más poder a los indígenas.

  Comentarios