América Latina

Alcalde de Guayaquil niega separatismo tras referendo

El alcalde de Guayaquil negó el miércoles que su ciudad tenga un proyecto separatista tras conocerse que en esa urbe no ganó la propuesta de Constitución auspiciada por el presidente Rafael Correa, aprobada en un referendo nacional.

"Aquí el único que piensa en separatismo es el presidente [Rafael] Correa y su amigo [el presidente de Venezuela] Chávez. Aquí en Guayaquil eso no existe'', afirmó el alcalde Jaime Nebot en radio Sonorama.

Nebot, de derecha y líder más visible de la oposición, aclaró que en Guayaquil "somos autonomistas (...) [La] autonomía, no involucra el concepto de soberanía y si no hay soberanía de por medio no puede haber separatismo''. Afirmó que "mientras aquí no atenten contra el desarrollo de Guayaquil [con la nueva Constitución] (...) no tiene por qué haber absolutamente ningún problema'' de lo contrario, "entonces habrá una reacción de esta ciudad (...) la que sea conveniente en el momento preciso'', dijo sin dar más detalles.

En recientes declaraciones, el presidente venezolano Hugo Chávez dijo que líderes opositores de Guayaquil buscaban repetir "el separatismo'' boliviano. Un argumento también esgrimido por Correa, quien ha sostenido que si en esa ciudad ganaba la opción del "No'' contra el proyecto de Constitución, Ecuador tendría "un foco de inestabilidad permanente''.

Nebot dijo que "la Constitución hay que respetarla, pero también hay que respetar un pronunciamiento local de un modo de vida exitoso'' impulsado desde su alcaldía en sus ocho años de gestión.

Agregó que el que no se haya aprobado la Carta Política en Guayaquil "no quiere decir que la Constitución no esté vigente''.

Tras conocer resultados extraoficiales de encuestas a boca de urna, Correa se apresuró a declararse victorioso en Guayaquil, la ciudad más grande y motor económico del país, pero los resultados oficiales confirmaron que su Constitución no fue aprobada ahí. El Tribunal Supremo Electoral informó que en Guayaquil el "No'' obtuvo el 46.97 por ciento, el "sí'' sumó 45.68 por ciento, los nulos 6.83 por ciento y los blancos 0.52 por ciento.

Para que la Constitución fuera aprobada se necesitaba el 50 por ciento más uno del total de los sufragios.

A pesar del estrecho margen entre el "Sí'' y el "No'', Nebot negó que "el cantón [Guayaquil] está polarizado'' y dijo que "aquí tenemos que seguir adelante los ecuatorianos que tenemos esta diferencia de visiones''.

El vicepresidente Lenin Moreno dijo en radio Sonorama que "el alcalde de Guayaquil sabrá reconocer en la práctica que la nueva Constitución es favorable para las autonomías''.

  Comentarios