América Latina

Terroristas de Sendero Luminoso vuelven al ataque

Doce militares y dos civiles murieron en una emboscada con una carga explosiva instalada por presuntos rebeldes de Sendero Luminoso en una zona de sierra del sudeste del país, en el ataque más letal de ese grupo subversivo en años, informó el viernes el comando conjunto de las Fuerzas armadas.

En el ataque ocurrido el jueves también resultaron heridos otros 14 militares, así como tres civiles, entre ellos un niño de cinco años.

El comando conjunto corrigió la información entregada previamente de que siete civiles habían muerto en la emboscada ocurrida en el distrito de Tintaypunco, en el departamento de Huancavelica, a 280 km al sudeste de Lima, cuando personal militar de la Segunda Brigada de Infantería del Comando Especial del "VRAE'', retornaba a su base antisubversiva de Cochabamba Grande en camiones particulares junto con lugareños.

El comando dijo que los rebeldes hicieron detonar una carga explosiva debajo de uno de los camiones, en el que iban pobladores, y luego abrieron fuego contra el resto de vehículos.

El personal militar reaccionó inmediatamente generándose un enfrentamiento que duró varias horas, indicó.

El hecho es el ataque reciente más letal que perpetra Sendero Luminoso contra las fuerzas armadas y población civil.

"Este lamentable hecho demuestra que la organización narcoterrorista Sendero Luminoso con su sanguinario accionar, continúa derramando sangre de personas indefensas, sin discriminar mujeres y niños'', señaló el comando.

El presidente del gobierno regional de Huancavelica, Federico Salas, criticó el viernes la indiferencia de los militares ante advertencias que, afirmó, hicieron las autoridades locales sobre la posibilidad de atentados terroristas en esa región.

"Esta es una guerra avisada... tener hoy día tantos muertos, tener a civiles, a niños involucrados, no es otra cosa que una desidia manifiesta de las autoridades que tienen que ver con este tema'', sostuvo Salas.

El ataque tuvo lugar cuando el Ejército ha emprendido desde mediados de agosto operaciones de búsqueda contra los terroristas.

de subversivos en la región de Vizcatán, en el departamento de Ayacucho, colindante con Huancavelica, a unos 400 kilómetros al sudeste de Lima.

Desde el inicio de las operaciones, y con el ataque del jueves, las bajas son 13 por las fuerzas armadas, cinco del lado rebelde, y dos de la población civil.

El comando conjunto ha enviado a un millar de efectivos a Vizcatán, considerado el reducto de Sendero Luminoso, y donde estima que se esconden unos 300 rebeldes.

Vizcatán se ubica en la ceja de selva y es aledaño al "VRAE'', (valle del Río Apurímac-Ene) zona productora de hoja de coca, materia prima de la cocaína. Sendero Luminoso asoló Perú en la década de los 80 y principios de los 90, actualmente ha quedado reducido a bandas remanentes que se han aliado a narcotraficantes a quienes brindan protección a cambio de dinero.

  Comentarios