América Latina

Bolivia decomisa 25 toneladas de cocaína en 2008

El gobierno del presidente Evo Morales aseguró el sábado que Bolivia erradicó en 2008 un total de 5.025 hectáreas de coca y decomisó 25,4 toneladas de cocaína, entre pasta base y clorhidrato, de las que 40% proviene de Perú.

El teniente coronel Carlos Ruck, comandante de la unidad militar que erradica coca, informó que "5.025 hectáreas fueron erradicadas'' en las regiones del Chapare (centro del país) y en los Yungas (este de la ciudad de La Paz), dos zonas donde se estima hay un total de 28.000 hectáreas del plantío.

Por su parte, el comandante de la policial Fuerza Antidrogas, coronel René Sanabria, señaló que de enero a la fecha se decomisaron 25,4 toneladas de cocaína, "de las que 18,5 son cocaína base y 6,9 clorhidrato de cocaína''.

A su vez el presidente Morales, que ordenó el sábado la suspensión de todas las actividades de la agencia antidrogas estadounidense DEA en el país, opinó que "Bolivia es un país tránsito de droga'' porque "cerca del 40% de cocaína que se incauta viene de Perú''.

Por ello abogó por una "regionalización'' de la lucha contra la producción y comercio de estupefacientes.

Según el mandatario, la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) podría convertirse en un buen mecanismo de coordinación entre los países de la región para luchar contra las bandas de delincuentes.

Bolivia destacó sus resultados en el decomiso de droga y la reducción de coca respecto a los datos obtenidos en 2007, en un acto realizado en un aeropuerto doméstico en el poblado cocalero de Chimoré (centro), donde opera un cuartel policial.

De acuerdo a datos del poder Ejecutivo, el año pasado la policía incautó un total de 17,8 toneladas de cocaína y eliminó 6.269 hectáreas de coca.

A fines de año se podría superar la cifra referida al arbusto, pues hasta la fecha ya se redujeron las 5.025 hectáreas, explicó el gobierno.

Según la ley boliviana sólo 12.000 hectáreas de coca son legales, se usan para infusión, masticación y ritos aymara-religiosos, mientras que el presidente Morales planteó subir la frontera legal a 20.000 hectáreas para usar el excedente en su industrialización médica y alimenticia.

  Comentarios