América Latina

Perú forzado a pagar recompensa de $5 millones

Vladimiro Montesinos durante su declaración contra el ex presidente Alberto Fujimori.
Vladimiro Montesinos durante su declaración contra el ex presidente Alberto Fujimori.

El gobierno de Perú debe pagar $5 millones a un ciudadano venezolano como recompensa por información que llevó a la entrega del jefe de los servicios de inteligencia peruanos, Vladimiro Montesinos, según se desprende de una decisión de una jueza federal de Miami.

La jueza Marcia G. Cooke dejó así en firme una decisión previa que favorecía a José Guevara, un ingeniero de comunicaciones venezolano que protegió y ocultó a Montesinos cuando éste se encontraba fugitivo en Venezuela en diciembre del 2000.

Guevara colaboró con el FBI y reveló el escondite de Montesinos en el 2001 luego de que fue arrestado por agentes de ese organismo en Miami.

Al ser arrestado, Guevara, por instrucciones de Montesinos, intentaba retirar $700,000 de una cuenta en Pacific Credit Corporation (PCC).

A raíz de esta colaboración, según alegó el demandante, se logró la ubicación de Montesinos, quien había salido huyendo de Perú.

Tras la información suministrada por Guevara en junio del 2001, el FBI se puso en contacto con el gobierno peruano con el objeto adelantar una operación que permitió conducir a Montesinos a la sede de la embajada peruana en Caracas y de allí a Lima.

La recompensa fue ofrecida por el gobierno de transición, que asumió tras la fuga y destitución del ex presidente Alberto Fujimori. Montesinos fue capturado el 23 de junio por efectivos de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) de Venezuela y un día después fue deportado a Perú.

"Para nosotros es un gran éxito el hecho de que sienta un precedente en la jurisprudencia de Estados Unidos para que los gobiernos dejen de ser inmunes cuando se niegan a cumplir con las recompensas que ofrecen'', dijo a El Nuevo Herald el abogado Michael Díaz, quien representó a Guevara en el proceso.

Cuando el reclamo judicial se radicó en el 2004, los abogados del gobierno peruano en EEUU alegaron la inmunidad soberana, lo que fue aceptado por un tribunal de primera instancia. Pero una corte de apelaciones lo rechazó al concluir que el reconocimiento de la cantidad adeudada "no es un acto soberano'' .

"Cualquier cosa que facilite a los países incumplir sus promesas de pagar por información, reduce el valor real de cualquier recompensa que ofrezcan y hace menos posible que se acepte una oferta'', dictaminó la corte. No obstante, el Perú presentó una contrademanda en la que acusó a Guevara de utilizar dineros oficiales de ese país robados por Montesinos así como de malversación y enriquecimiento ilícito, entre otros señalamientos. La contrademanda fue desestimada por la jueza en su decisión de la semana pasada.

Según los hechos citados por Cook, el papel que jugó Guevara en la captura de Montesinos fue el siguiente: cuando Montesinos ingresó a Venezuela en diciembre del 2000 usando un pasaporte falso bajo el nombre de Manuel Rodríguez, contó con la colaboración de Otoniel Guevara, primo de José, así como la del empresario Julio Ayala. Montesinos le pagó a Otoniel $1.2 millones. Luego de que Montesinos estuvo a punto de ser capturado por las autoridades de Venezuela en un lugar donde se recuperaba de una cirugía plástica, José Guevara se encargó de llevarlo a un refugio en Venezuela donde le prestó seguridad día y noche.

Alrededor del 15 de diciembre del 2000, José trasladó a Montesinos a la casa de la hermana de José Luis Núñez, su conductor durante más de 10 años, y allí lo visitó casi todos los días durante siete meses. Según José, él era la única persona que sabía el paradero del peruano. Por esta labor, agregó, no recibió dinero, aparte de $16,000 por gastos de mantenimiento.

En un desesperado esfuerzo por recaudar fondos en efectivo, Montesinos envió a Guevara a Lima, Bogotá, Miami y Nassau, Bahamas. En su urgente periplo, Guevara se reunió con la hija de Montesinos en Lima, el empresario Ernesto Schutz en Bogotá y en Miami con José Lizier.

  Comentarios