América Latina

Gobierno argentino pedirá juicio político a jueces por ordenar liberar a represores

Fotografía de archivo sin fechar en la que se observa al general del Ejército Argentino Alfredo Astiz durante el periodo de la dictadura 1976-1983.
Fotografía de archivo sin fechar en la que se observa al general del Ejército Argentino Alfredo Astiz durante el periodo de la dictadura 1976-1983.

El gobierno informó el viernes que impulsará el juicio político de los jueces que ordenaron la liberación de 17 personas acusadas de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, entre ellos los ex marinos Alfredo Astiz y Jorge Acosta.

Ese controvertido fallo conocido el jueves, podría abrir las puertas de la libertad a decenas de otros represores acusados de violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar (1976-83).

"Vamos a pedir el juicio político'' de los camaristas que tomaron esa decisión, dijo el secretario de Derechos Humanos Eduardo Duhalde en una reunión de prensa.

Eso significa que el gobierno buscará en la Corte Suprema de Justicia la salida de los jueces Guillermo Yacobucci y Luis García, quienes en la Sala II de la Cámara de Casación Penal votaron a favor de la libertad de los represores.

Duhalde sostuvo que "varios de esos individuos (a los que no mencionó) han sido condenados en ausencia por tribunales'' extranjeros y que "todos ellos tienen pedidos de extradición en la justicia española''.

Los ex represores están imputados por los delitos de "imposición de tormentos en forma reiterada y privación ilegal de la libertad''.

También están implicados en otras causas por la desaparición del periodista y escritor Rodolfo Walsh, de las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet y el robo de bienes de desaparecidos.

Acosta, apodado el "Tigre'', se desempeñaba como jefe de inteligencia del grupo de tareas de la ESMA, que también integraba Astiz. Su accionar consistía en el seguimiento y posterior secuestro de disidentes, que luego eran llevados al complejo naval donde se los sometía a torturas.

Astiz fue juzgado en ausencia por un tribunal francés y condenado a prisión perpetua por la desaparición de las monjas. El gobierno galo ha pedido reiteradamente su extradición, pero nunca ha sido concretada.

El argumento de los miembros del tribunal es que la prisión preventiva que cumplían los ex marinos superaba los tres años establecidos por la ley. Acosta estaba detenido desde agosto de 2001 y el resto de los ex marinos desde septiembre de 2003.

La medida aún no se hizo efectiva ya QUE previamente los ex marinos y el resto de los beneficiados deberán pagar una fianza y cumplir con otros requisitos legales.

Acosta y Astiz cumplían con prisión preventiva imputados por su actuación en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), por la que pasaron más de 5.000 disidentes durante el régimen, de los cuales sobrevivieron menos de la mitad, según informes oficiales y de organismos de derechos humanos.

Por otra parte, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, afirmó el viernes que ‘‘estamos ante una de las peores actitudes conservadoras del Poder Judicial'', al referirse a la resolución de los camaristas.

"Ha habido jueces que no están a la altura de las circunstancias'', destacó Fernández al canal de noticias C5N. "Puede haber una discusión que tiene mucho más que ver con lo ideológico que con la justicia''.

En la noche del jueves, la presidenta Cristina Fernández dijo que "hoy la justicia argentina, o miembros que pertenecen a ella, ordenan la libertad de personas acusadas por violaciones masivas a los derechos humanos...avergüenzan a la Argentina y a la Humanidad y también a nuestro sistema judicial''.

  Comentarios