América Latina

EEUU y México crearán mecanismo permanente de lucha contra crimen organizado

Estados Unidos y México crearán antes de fines de 2009 un mecanismo permanente, con funcionarios de ambas partes, para intensificar la lucha contra el crimen organizado, según acordaron este viernes sus respectivas cancilleres al término de una reunión de la Iniciativa Mérida.

"Nuestros gobiernos tienen la intención de establecer, antes de finalizar el año 2009, un mecanismo de instrumentación y seguimiento bilateral en México en donde funcionarios mexicanos y estadounidenses trabajarán conjuntamente para llevar a cabo proyectos de cooperación mutuamente acordados'', explicó el comunicado final firmado por la secretaria de Estado estadounidense Condoleezza Rice y su par mexicana Patricia Espinosa.

La forma que tomará ese mecanismo se definirá en una próxima reunión, "lo antes posible en 2009'', señaló el comunicado.

Rice declaró que Estados Unidos respalda a México en su lucha contra el crimen organizado y no ve motivos para dudar de la estrategia del presidente Felipe Calderón.

"Tenemos el máximo respeto por el presidente Calderón. Es cierto, Estados Unidos está preocupado sobre lo que sucede al sur de la frontera'', dijo en rueda de prensa tras la reunión en Washington.

"Estados Unidos tiene la responsabilidad de trabajar en el aspecto de la demanda (de drogas), pero este es un problema conjunto, y así lo vemos'', añadió.

Calderón y el presidente George W. Bush firmaron en marzo del 2007 la denominada Iniciativa Mérida contra el crimen organizado, a la que posteriormente se añadieron países centroamericanos.

La iniciativa se concretó este año con el envío de una partida de $197 millones para un primer paquete de equipamiento contra el narcotráfico y el crimen organizado que llegará a México antes de abril.

En total, la Iniciativa Mérida representará $400 millones de ayuda para México.

La reunión de este viernes en Washington, con la presencia --entre otros-- del procurador general mexicano Eduardo Medina Mora y el ministro de Defensa estadounidense Robert Gates, fue la primera en celebrarse desde la firma de la iniciativa.

"Desde la celebración de la cumbre del 2007 en Mérida, el gobierno de México se ha enfrentado a la violencia y al crimen organizado mediante acciones valientes y sin precedentes, y a menudo a costa de grandes sacrificios'', destacó el comunicado.

Más de 5,300 personas ha muerto en México en lo que va del 2008 a causa de la lucha entre los carteles del narcotráfico, pese al despliegue de 36,000 soldados en todo el país.

Estados Unidos y México se congratularon este viernes de haber aumentado la colaboración para "encontrar armas y frenar la exportación ilícita de armas utilizadas por las organizaciones de narcotraficantes'', detalló el comunicado.

Una de las preocupaciones expresadas regularmente por las autoridades mexicanas es la relativa facilidad con la que los carteles de la droga consiguen armas, algunas de grueso calibre, en Estados Unidos.

Interrogada sobre cuál podría ser el impacto de un levantamiento de ciertas prohibiciones a la venta de armas de grueso calibre en Estados Unidos, Rice contestó: ‘‘Los traficantes de armas no se preocupan por la ley''.

"Por eso la forma de afrontar esto es mediante la inteligencia (...) asegurarnos de que compartimos inteligencia'', añadió.

Por parte de México ha "habido un esfuerzo muy claro para sacar las armas de las calles, de los grupos del crimen organizado, y las cifras de decomiso que hemos alcanzado son muy elocuentes, como el intercambio de información y de datos ha sido verdaderamente muy fructífero'', explicó Espinosa.

"Por supuesto si hubiera del lado de los legisladores estadounidenses la decisión de asumir alguna iniciativa al respecto, le daremos un seguimiento muy cuidadoso'', añadió, en referencia a un endurecimiento de la venta de armas.

  Comentarios