Una mujer es consolada por sus vecinas en San Isidro de Alajuela, a 50 kilómetros de San José (Costa Rica) hoy, 8 de enero de 2009, después de que un fuerte sismo de 6,2 grados en la escala abierta de Richter sacudió el país y provocó daños en edificios tanto en la capital como en la misma Alajuela, donde al menos cuatro personas fallecieron y 42 comunidades fueron afectadas.
Una mujer es consolada por sus vecinas en San Isidro de Alajuela, a 50 kilómetros de San José (Costa Rica) hoy, 8 de enero de 2009, después de que un fuerte sismo de 6,2 grados en la escala abierta de Richter sacudió el país y provocó daños en edificios tanto en la capital como en la misma Alajuela, donde al menos cuatro personas fallecieron y 42 comunidades fueron afectadas.
Una mujer es consolada por sus vecinas en San Isidro de Alajuela, a 50 kilómetros de San José (Costa Rica) hoy, 8 de enero de 2009, después de que un fuerte sismo de 6,2 grados en la escala abierta de Richter sacudió el país y provocó daños en edificios tanto en la capital como en la misma Alajuela, donde al menos cuatro personas fallecieron y 42 comunidades fueron afectadas.