El Congreso mexicano votó el año pasado una reforma petrolera que dotó de  mayor autonomía a nivel financiero y en inversiones a Pemex, que aporta un 40%  de los ingresos fiscales de México.
El Congreso mexicano votó el año pasado una reforma petrolera que dotó de mayor autonomía a nivel financiero y en inversiones a Pemex, que aporta un 40% de los ingresos fiscales de México.
El Congreso mexicano votó el año pasado una reforma petrolera que dotó de mayor autonomía a nivel financiero y en inversiones a Pemex, que aporta un 40% de los ingresos fiscales de México.