América Latina

Presidente hondureño propone reforma constitucional

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, habla con la prensa hoy, 2 de marzo de 2009, a su llegada a La Habana (Cuba), donde participará en el XI Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo que se lleva a cabo desde este lunes y hasta el próximo viernes.
El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, habla con la prensa hoy, 2 de marzo de 2009, a su llegada a La Habana (Cuba), donde participará en el XI Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo que se lleva a cabo desde este lunes y hasta el próximo viernes. EFE

El presidente Manuel Zelaya convocó la noche del lunes a la ciudadanía a "una amplia consulta popular" para reformar en tres meses la Constitución de Honduras para adaptarla a "la realidad nacional", en un llamado cuestionado de inmediato por el líder del Congreso y el ombudsman.

Tras una reunión de cinco horas con el consejo de ministros, el mandatario dijo en rueda de prensa que la consulta será realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) a más tardar el 24 de junio para modificar la Constitución vigente desde 1982.

"Será una amplia consulta popular en todo el territorio nacional para que los hondureños expresen libremente su acuerdo o no a convocar una Asamblea Nacional Constituyente que dicte y apruebe una nueva ley fundamental en Honduras", afirmó Zelaya.

El INE es la oficina estatal que elabora las estadísticas sobre la situación del país.

Zelaya dijo que "la consulta deberá llevarse a cabo a más tardar el último domingo de junio de 2009 y planteará a cada hondureño la siguiente pregunta: ¿Está usted de acuerdo que en las elecciones generales de noviembre se instale una urna para convocar a una Asamblea Constituyente que apruebe una nueva Constitución política?".

Para las elecciones generales están inscritos alrededor de 4,5 millones de hondureños que deberán escoger a un presidente, tres vicepresidentes, 256 legisladores, 40 diputados al Parlamento Centroamericano, 298 alcaldes y 3.000 concejales.

Zelaya instó a los líderes sociales a vigilar la legitimidad y transparencia de la consulta.

Fundamentó su llamado a la reforma constitucional en que "la sociedad ha experimentado cambios sustanciales y significativos en los últimos años que demandan un nuevo marco constitucional para adecuarlo a la realidad nacional como una legítima aspiración del pueblo".

Pero el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Ramón Custodio, calificó de "tontería" la decisión de Zelaya y dijo que el presidente "sólo escucha a los malos consejeros".

Por su lado, el presidente del Congreso, Roberto Micheletti, sostuvo que Zelaya "incurre en delito al promover una Constituyente" y advirtió que "el presidente está equivocado porque cualquier urna que instale no tendrá ningún valor legal y él estaría en peligro de que la fiscalía se vaya en contra Zelaya".

Micheletti se refirió así a que la ley fundamental, que entró en vigencia hace 27 años luego de casi una década de regímenes militares en Honduras, prohibe su reforma, especialmente en los temas de la forma de gobierno y la reelección presidencial.

  Comentarios