América Latina

La región perdió un 'constructor de la democracia', afirma Lula

La muerte del ex presidente argentino Raúl Alfonsín, ocurrida el martes, privó a Argentina y a toda América del Sur de un "constructor de la democracia'', afirmó este miércoles el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

En una nota oficial de pesar enviada a la presidenta argentina, Cristina Fernández, Lula definió a Alfonsín como "artífice de la alianza Argentina-Brasil'', y señaló que tuvo en el ex presidente "un interlocutor y un amigo''.

Por su parte, el canciller brasileño, Celso Amorim, envió a su par argentino, Jorge Taiana, una nota donde expresó que fue testigo de la "decisiva contribución del presidente Alfonsín para que Brasil y Argentina caminen rumbo a la construcción de su alianza estratégica''.

Poco antes, el ex presidente brasileño José Sarney, actual titular del Senado y contemporáneo de Alfonsín en el poder, también lamentó en una nota oficial el fallecimiento de quien llamó su "amigo''.

"Tengo un doble sentimiento de pérdida: la del amigo y la del hombre de Estado. Alfonsín fue, sin dudas, una de las mayores figuras humanas que conocí y fue también el hombre que abrió, con su coraje, la integración latinoamericana'', expresó Sarney en su nota conocida este miércoles.

"Todo lo que hicimos para invertir el proceso histórico de hostilidad entre Brasil y Argentina, transformándolo en un proceso de integración, no habría sido posible sin Alfonsín. Tenía la visión continental, la firmeza de convicción y la grandeza política para dar los pasos decisivos'', expresó.

Sarney y Alfonsín marcaron un momento histórico en las relaciones entre Brasil y Argentina en 1985 cuando se reunieron en la frontera entre los dos países y firmaron la Declaración de Iguazú, base del proyecto integracionista del Mercosur.

Los dos presidentes tenían sobre sus espaldas la redemocratización de sus países luego de años de dictaduras militares.

Alfonsín visitó la usina hidroeléctrica de Itaipú (que militares consideraban una 'bomba hídrica' para uso eventual contra Argentina) y luego Sarney llevó un equipo de científicos a visitar la usina nuclear argentina de Pilcaniyeu, rompiendo así con décadas de desconfianza mutua.

  Comentarios