América Latina

Médicos reportan 30,000 casos de dengue

Argentina sufre su peor epidemia de dengue con unos 30,000 casos, según dijo el martes una fuente médica, pero el Gobierno, con otro criterio de cálculo, ha reconocido sólo 7,415 infectados por la enfermedad, que pasó esta semana a afectar a 19 de los 24 distritos del país.

"Había más de 20,000 casos de dengue el viernes, pero hoy [martes] estamos pasando los 30,000. Estamos viviendo una epidemia y el dengue se está propagando muy rápido'', dijo a la Agencia France Presse Jorge Yabkowski, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de Argentina (FESPROSA).

FESPROSA agrupa a unos 20,000 médicos de asociaciones de profesionales de la salud ligadas a hospitales públicos de 18 provincias argentinas.

Yabkowski aseguró que el gobierno de Cristina Kirchner está manipulando las estadísticas, al contar como casos de dengue --la enfermedad viral que transmite el mosquito Aedes aegypti-- sólo a los pacientes confirmados por los análisis de laboratorio.

"Para nosotros, los casos febriles registrados en zonas donde hay dengue son casos de dengue por criterio epidemiológico'', señaló.

Actualmente 19 de los 24 distritos de Argentina están sufriendo casos de dengue y los mayores focos se registran en el norte, noroeste y nordeste, en su mayoría limítrofes con Paraguay y Bolivia, donde el mal se extendió con mayor fuerza.

Del total, 13 provincias están afectadas por casos de dengue importado, mientras en otras seis se registran transmisiones autóctonas.

En Charata, una localidad agrícola de 30,000 habitantes en la provincia de Chaco, en el nordeste, donde se registra el foco más intenso de dengue, los casos ascienden a 10,000 y se atienden entre 400 y 600 personas por día con sospecha del mal, según FESPROSA.

Fuentes oficiales que pidieron el anonimato dijeron a EFE que el Ministerio de Salud interrumpió el año pasado los programas de prevención de dengue que se aplicaron hasta finales del 2007, cuando se registraron 409 casos en el país, según cifras del Gobierno.

El representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Argentina, José Antonio Pagés, dijo por su parte que "la situación es realmente preocupante'' debido a los "más de 100 millones de casos de dengue que se producen en el mundo cada año'', de los cuales ‘‘aproximadamente medio millón son hemorrágicos'', la variante letal de la enfermedad.

Por su parte, Rolando Núñez, de la organización humanitaria Nelson Mandela, denunció que en la provincia de Chaco "hubo un fuerte descontrol del Gobierno para hacer frente a esta enfermedad''.

"Fracasó el control y la prevención del dengue. Se subestimó la información previa a esta epidemia y la pregunta más grave es qué va a pasar el año próximo'', sostuvo en declaraciones a EFE la directora general de la agrupación Mundo Sano, Sonia Tarragona.

El Gobierno aseguró el martes que intensificó las fumigaciones y admitió que se registraron tres muertes, aunque están pendientes de confirmación otros casos. Fuentes sanitarias extraoficiales indicaron que los decesos por dengue se elevan a nueve, todos ocurridos en el norte.

Según declaraciones que reprodujo la agencia EFE, la ministra argentina de Salud, Graciela Ocaña, negó el martes que el Gobierno "esté tapando el problema del dengue'' por las elecciones legislativas que se celebrarán en junio próximo y admitió que "nadie puede ignorar lo que pasa, porque el problema está''.

El avance de la enfermedad preocupa a las autoridades en vísperas de los feriados de Semana Santa, cuando aumenta el movimiento de turistas en el país.

"Es el brote de dengue más importante que ha tenido el país'', indicó el director de Epidemiología del Ministerio de Salud, Juan Carlos Bossio, quien resiste la calificación de epidemia por tratarse de brotes circunscriptos.

La situación, que es grave en toda la región, está siendo controlada y los casos han disminuido en los países limítrofes con Argentina, aseguraron autoridades de Salud de Paraguay, Bolivia y Brasil.

En Brasil, el número de personas infectadas en el 2009 en todo el país es 28.6 por ciento menor que en igual período del 2008, pero en el estado de Bahía, el más afectado al nordeste, los casos crecieron en 300 por ciento, al registrarse 44,498 casos desde enero, con un saldo de 32 muertes.

El Ministerio de Salud de Bolivia aseguró que la epidemia de dengue está controlada, en particular en Oriente, y prevé que a finales de abril deje de ser epidemia el mal que dejó un saldo de 22 muertos y más de 40,000 infectados entre enero y marzo.

En Paraguay se registraron durante el 2009 unos 1,071 casos, según un informe oficial presentado el lunes frente a 2,000 casos el año pasado, mientras que en el 2007 se habían reportado nueve muertes y 20,000 enfermos de dengue.

  Comentarios