América Latina

Morales cede al pedido opositor pero mantiene huelga

El presidente de Bolivia, Evo Morales, cumple hoy, 11 de abril de 2009, su tercer día consecutivo en huelga de hambre para exigir al Congreso que apruebe una ley que permita las elecciones previstas para diciembre próximo y a las que se presentará para buscar la reelección en La Paz (Bolivia). El Congreso no puede sesionar desde la noche del jueves porque la oposición ha abandonado el foro denunciando que el oficialismo no acepta revisar el padron electoral que, según los opositores, tiene irregularidades.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, cumple hoy, 11 de abril de 2009, su tercer día consecutivo en huelga de hambre para exigir al Congreso que apruebe una ley que permita las elecciones previstas para diciembre próximo y a las que se presentará para buscar la reelección en La Paz (Bolivia). El Congreso no puede sesionar desde la noche del jueves porque la oposición ha abandonado el foro denunciando que el oficialismo no acepta revisar el padron electoral que, según los opositores, tiene irregularidades. AP

El presidente Evo Morales anunció que su gobierno financiará un nuevo padrón electoral, como exige la oposición para garantizar las elecciones del 6 de diciembre, pero ratificó que no suspenderá la huelga de hambre que inició el jueves hasta que el Congreso apruebe una ley para los comicios.

En un mensaje al país trasmitido por la televisora estatal el sábado en la noche, Morales dijo que acepta la demanda de los opositores para volver a registrar a los ciudadanos "siempre que la Corte Nacional Electoral garantice las elecciones'' en la fecha señalada.

Acotó que el registro será digital y no manual como el actual y anunció que invitará a observadores internacionales para que verifiquen la transparencia del empadronamiento.

Desde el jueves la oposición que domina el Senado dejó sin quórum el congreso que debe aprobar la norma electoral, con el argumento de que el registro actual "está contaminado'' lo que no garantizaría la transparencia de los comicios.

Más tarde, el vicepresidente Alvaro García, que dirige las sesiones legislativas, volvió a convocar a los opositores el domingo para aprobar la polémica norma electoral.

El presidente del Senado, Oscar Ortiz, había declarado que la oposición no volverá al debate legislativo al menos que el oficialismo acepte una revisión total de los casi 4 millones de empadronados por sospechas de "irregularidades'' en su registro.

La Corte Nacional Electoral dijo antes que le resultaría imposible rehacer el padrón a tiempo para cumplir con el mandato de realizar elecciones.

Tras el rechazo opositor, Morales se declaró en huelga de hambre el jueves en uno de los salones de la casa de Gobierno junto a 13 dirigentes sindicales que lo respaldan. La medida ha sido secundada por simpatizantes en todo el país.

El ministro de Salud y médico Ramiro Tapia dijo el sábado que la salud del mandatario ‘‘está estable'' tras dos días de ayuno en los que sólo mastica coca, toma agua e infusiones de manzanilla.

Morales no ha dejado de atender asuntos, firma papeles y recibe llamadas pero Tapia le ha recomendado "reposo''. Habitualmente inicia su jornada a las 6 de la mañana y la concluye pasada la medianoche pero estos días tuvo que cancelar viajes internos.

El mandatario afirmó el viernes que sus opositores "saben que puedo ser reelecto y tienen miedo'' de aprobar la ley electoral, lo cual consideró el único motivo para que atrasen el asunto, los otros argumentos los consideró "pretextos''.

Morales aún no confirma que se postulará, pero si lo hace tiene las más altas probabilidades de ser reelegido en diciembre ante una oposición menguada y dividida que por ahora no tiene un candidato que contrarreste el apoyo popular del que goza el actual gobernante.

"Hay una conjura para que no haya elecciones a fin de año, pero habrá elecciones a pesar de ello'', dijo más temprano García.

El vicepresidente manifestó que la rebeldía de los opositores no podrá ser ‘‘indefinida''.

El oficialismo controla la Cámara de Diputados, la oposición el Senado. Los senadores opositores completan el quórum.

El gobierno se ha visto sacudido en las últimas semanas por casos de corrupción y la crisis financiera internacional ha comenzado a causar una caída en los ingresos del país. Una postergación de los comicios podría complicar a Morales que hasta ahora derrotó en las urnas cuatro veces a sus rivales desde que ganó las elecciones en 2005.

  Comentarios