América Latina

Lugo no admite relaciones íntimas; se someterá a pruebas de ADN

El presidente de Paraguay, el ex obispo Fernando Lugo, saluda a los periodistas hoy, 24 de abril de 2009, tras una rueda de prensa en la que pidió perdón por el escándalo que afronta por las demandas de paternidad y aseguró que cumplirá con su mandato que concluirá en agosto de 2013. "Yo, persona humana imperfecta, fruto de procesos históricos, perfil de mi cultura, asumiré con todas las responsabilidades presentes y futuras aquellas situaciones que me conciernen no solo con la actitud de respeto a la justicia o la verdad, sino con la multiplicación de afecto y atención", dijo el jefe del Estado.
El presidente de Paraguay, el ex obispo Fernando Lugo, saluda a los periodistas hoy, 24 de abril de 2009, tras una rueda de prensa en la que pidió perdón por el escándalo que afronta por las demandas de paternidad y aseguró que cumplirá con su mandato que concluirá en agosto de 2013. "Yo, persona humana imperfecta, fruto de procesos históricos, perfil de mi cultura, asumiré con todas las responsabilidades presentes y futuras aquellas situaciones que me conciernen no solo con la actitud de respeto a la justicia o la verdad, sino con la multiplicación de afecto y atención", dijo el jefe del Estado. EFE

El abogado del presidente paraguayo Fernando Lugo aseguró este domingo que el hecho de que el mandatario se someta a pruebas de ADN no significa que admita haber mantenido relaciones íntimas con las mujeres que le reclaman la paternidad de sus hijos.

El abogado Marcos Fariña señaló que Lugo no se niega a realizarse el análisis, pero "hay que dejar en claro que el hecho de que se someta a la prueba (de ADN) no significa que admita haber mantenido relaciones íntimas con estas mujeres''.

El defensor del mandatario y ex obispo cuestionó además la actitud de Damiana Hortensia Morán, una de las mujeres que le reclama la parternidad de un niño de 1 año y 4 meses.

"Me sorprende el cambio radical, porque hace unos días atrás (Morán) había dicho que ella no esperaba absolutamente nada y que solo quería poner a conocimiento de la opinión pública'', dijo Fariña. "Sin embargo, cuando se dio cuenta que las cosas no salían como ella quería, ahora dice que presentará la demanda''.

Morán, ex activista del movimiento luguista durante la campaña electoral de 2008, aseguró en un principio que no pediría el reconocimiento de paternidad al mandatario, pero resolvió entablarle una demanda el viernes.

Benigna Leguizamón, ex empleada de limpieza del obispado de San Pedro (400 km al norte de Asunción), donde Lugo pasó 10 años como obispo, fue la primera que querelló al mandatario para que reconozca a su hijo de 6 años.

"No hay absolutamente nada que reconocer. Fernando Lugo no tiene ningún inconveniente en someterse a las pruebas de ADN'', reiteró el abogado sobre este caso.

El presidente admitió públicamente el 13 de abril que Guillermo Armindo, de 2 años, es su hijo, fruto de una relación extramarital con Viviana Carrillo Cañete, después de que la mujer presentara una demanda por paternidad.

"No me van a enseñar moral los que roban y se escudan en sus fueros'', dijo el sábado el mandatario, en referencia a los políticos del partido Colorado, sus mayores críticos en torno al escándalo.

  Comentarios