América Latina

México anuncia que el brote se estabiliza

Dos jóvenes se muestran su afecto mientras esperan para ver a un doctor en Ciudad de México.
Dos jóvenes se muestran su afecto mientras esperan para ver a un doctor en Ciudad de México. AP

El principal funcionario de salud de México dijo el jueves que el número de casos nuevos de gripe porcina se está estabilizando en el país, el epicentro del brote.

José Angel Córdova, secretario de Salud, dijo en una conferencia de prensa que espera que la tendencia se mantenga y que en seis meses haya una vacuna.

Varios ministros de Salud europeos dijeron que acelerarían los esfuerzos para crear la vacuna.

El encargado del brote de influenza en la Organización Mundial de la Salud (OMS), ante comentarios similares de otros funcionarios mexicanos, advirtió que el número de casos suele fluctuar con frecuencia y aseguró que la OMS no ha recibido pruebas concretas de que la fiebre porcina, que se supone que ha matado a 168 personas en México, esté en retirada.

"Es un patrón difícil de seguir'', dijo el Dr. Keiji Fukuda. "Lo que está pasando en una parte del país no es necesariamente lo que sucede en otra''.

Se confirmaron nuevos casos de gripe porcina en Estados Unidos y Europa un día después que la OMS informó que el virus amenazaba con convertirse en una epidemia global y subió la alerta a la Fase 5, de un total de seis.

Autoridades de salud estadounidenses informaron el jueves que el número de casos confirmados aumentó a 109 y funcionarios estatales confirmaron 22 más.

Los casos confirmados se han identificado en Nueva York, Texas, California, Carolina del Sur, Kansas, Massachusetts, Indiana, Ohio, Arizona, Michigan, Nevada, New Jersey, Delaware, Maine, Colorado, Georgia y Minnesota.

El presidente Barack Obama expresó que el gobierno estaba "tomando precauciones y preparativos extremos'' para detener el virus.

Cerca de 300 escuelas en todo el país cerraron el jueves, al tiempo que el número de casos del virus pasaba de los 100 y las autoridades prometieron enviar vacunas suficientes para cubrir las necesidades, con la excepción de que lo más pronto que pudiera comenzar la vacunación es en el otoño.

El brote afectó incluso a la Casa Blanca, que informó que al parecer un ayudante del secretario de Energía Steven Chu enfermó mientras ayudaba a organizar el reciente viaje a México del presidente Barack Obama, pero que la persona en cuestión no voló en el avión presidencial Air Force One y por tanto no fue un riesgo para el mandatario.

Hasta el momento la mayoría de los casos en Estados Unidos han sido leves y sólo ha habido una muerte, un bebé mexicano que visitaba Texas con su familia, a diferencia de México, donde se han reportado más de 160 muertes sospechosas por el virus.

De hecho, la contraalmirante Anne Schuchat, de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), dijo que la mayoría de los casos en Estados Unidos ni siquiera han necesitado cuidados médicos.

De todos modos, el gobierno federal ha tomado precauciones extraordinarias, como enviar a los estados millones de dosis de medicamentos antigripales en caso que ocurra lo que la OMS considera una pandemia inminente.

Otra cosa que preocupa a los expertos es si esta cepa de influenza volverá a desatarse durante el otoño.

Las afirmaciones del secretario de Salud de México siguieron a declaraciones igualmente esperanzadoras del alcalde de la Ciudad de México, quien dijo que las estadísticas indicaban que ‘‘estamos entrando en un período de estabilización''.

En Luxemburgo, los ministros de Salud de la Unión Europea reunidos de emergencia para tratar el brote acordaron trabajar sin demora con las empresas farmacéuticas para crear una vacuna piloto.

Científicos de Estados Unidos tratan de crear cuanto antes una cepa modificada del virus para estimular la respuesta del sistema inmunológico.

Pero el jueves advirtieron que demoraría meses la preparación de dosis suficientes para los estudios indispensables en seres humanos.

El miércoles el presidente Calderón ordenó a los ciudadanos que permanecieran en casa, a los negocios que cerraran y suspendió los servicios gubernamentales durante cinco días a partir de este viernes.

Calderón dijo que sólo deben operar negocios esenciales como supermercados, hospitales y farmacias, y que únicamente los empleados públicos clave, como los policías, trabajarían de viernes a martes.

Las clases ya se habían cancelado el martes. Las medidas tratan de evitar la propagación del virus, aunque la OMS ha sugerido que los países deben centrar sus esfuerzos en minimizar los efectos de la enfermedad y no contener el contagio.

"No hay un lugar más seguro para protegerse de la fiebre porcina que en casa'', dijo el miércoles Calderón en un discurso televisado. Defendió al gobierno de las críticas de que se había demorado mucho en tomar medidas ante un virus nuevo y peligroso.

En Estados Unidos, el vicepresidente Joe Biden afirmó en el programa The Today Show de NBC que ha aconsejado a su familia no usar aviones comerciales ni trenes debido a la gripe. Su oficina informó más tarde que el vicepresidente se refería sólo a los viajes a México.

Las precauciones aconsejadas por Biden van mucho más allá del consejo oficial del gobierno federal. Obama se limitó a exhortar a la población a que se lave las manos, se cubra la boca cuando tosa o estornude y se quede en casa si se siente mal. Calderón emitió consejos similares.

Tanto Biden como Schuchat, directora interina del CDC, dijeron el jueves en entrevistas por televisión que no tiene ningún beneficio práctico cerrar la frontera con México para detener la propagación de la gripe.

La alerta de Fase 5 de la OMS activa nuevos esfuerzos para producir una vacuna. El Dr. Fukuda dijo que no había sucedido nada nuevo que justifique que la entidad aumente la alerta a su nivel máximo.

"Quiero repetir que no hay ninguna señal inmunológica que sugiera que debemos pasar a la Fase 6'', declaró Fukuda a la prensa.

Suiza y Holanda fueron los dos países que más recientemente han reportado casos del virus. Además de México y Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Alemania, España, Israel y Austria han confirmado casos.

La OMS aumentó de 148 a 257 su cuenta de casos confirmados en todo el mundo, la mayor parte en México. La cuenta de la OMS está atrasada con respecto a los reportes de los países.

Por su parte, la Cruz Roja informó el jueves que está preparando un ejército de 60 millones de voluntarios para enviarlos a todo el mundo en labores de prevención, como clases de educación sobre higiene y cómo atender a los enfermos.

La gripe porcina es una mezcla de genes porcinos, aviarios y humanos contra los que el ser humano sólo tiene una inmunidad natural limitada. Los síntomas son casi idénticos a los de la gripe común --fiebre, tos y dolor de garganta-- y se propaga de modo parecido, por medio de pequeñas gotas de fluido en el aire cuando se estornuda o se tose. Alrededor de 36,000 personas mueren todos los años en Estados Unidos a causa de la influenza común y corriente.

Obama dijo que su gobierno tiene a mano los insumos médicos necesarios y elogió al gobierno de Bush por almacenar 50 millones de dosis de medicamentos antivirales.

"La clave en estos momentos es mantener una fuerte vigilancia, que todos respondan debidamente cuando se presenten casos. Y las familias están tomando precauciones muy sensatas que son vitales'', dijo Obama.

Varios países han prohibido los viajes hacia o desde México y algunos han exhortado a sus ciudadanos a que tampoco viajen a Estados Unidos y Canadá. Autoridades de salud opinaron que esas prohibiciones no servirán de mucho para detener el virus.

  Comentarios