América Latina

EE.UU. quiere cooperar con América Latina y ser 'buenos vecinos'

El secretario de Estado Adjunto para Latinoamérica, Thomas Shannon, dijo hoy que Estados Unidos demostró en la pasada Cumbre de las Américas que quiere llevar una política de "buenos vecinos'' y cooperación con América Latina.

La V Cumbre de las Américas, que se celebró del 17 al 19 de abril en Trinidad y Tobago, tuvo como fondo dos temas que no estaban en la agenda oficial: la participación por primera vez del presidente Barack Obama, y Cuba, después de que EE.UU. levantara las restricciones para los viajes de los familiares y el envío de remesas a la isla.

Hoy, en un foro en el Centro Internacional de Estudios Estratégicos en Washington, Shannon subrayó que la quinta edición de la cumbre fue un "éxito'' y se puso de manifiesto que "incluso con nuestras diferencias podemos tener un gran diálogo''.

Shannon recordó que el presidente Obama se reunió con el mandatario venezolano, Hugo Chávez, con quien zanjó el asunto de la "crisis de los embajadores'', y con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que ha reiterado su desacuerdo con la política estadounidense.

''Nuestras diferencias deben ser solucionadas, tal y como quedó claro en Puerto España'', subrayó.

Obama también se entrevistó con líderes regionales y representantes de los grupos regionales como el Caricom y la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), como muestra de que Estados Unidos "quiere participar en todas las áreas que preocupan al continente''.

El secretario de Estado para América Latina hizo hincapié en que EE.UU. demostró que está comprometido con la agenda del hemisferio y con las políticas sociales, medioambientales y de cooperación en la región.

Con respecto a Cuba, dijo que "obviamente fue un asunto importante'' y recordó que ahora EE.UU. "está estudiando las áreas sobre las que podemos dialogar'' con la isla, después del anuncio de Obama.

Estados Unidos ha ofrecido un "nuevo comienzo'' en las difíciles relaciones entre Washington y La Habana después de treinta años de embargo económico y de su salida de los principales organismos multilaterales del hemisferio.

Shannon se ha mostrado favorable a la política de acercamiento a Cuba anteriormente, aunque también ha pedido "reciprocidad'' por parte de La Habana.

En este sentido, el encargado de Asuntos Políticos de la embajada de Brasil, Carlos Martins, también presente en el foro, consideró un "anacronismo'' que Cuba esté fuera del sistema interamericano y debería volver a formar parte él.

Martins reconoció que hay diferencias entre los países, pero el aislamiento no ayuda y aseguró que "lo que nuestros países necesitan es colaborar unos con otros''.

Por su parte, el embajador de México ante la Casa Blanca, Arturo Sarukhan, señaló que si bien EE.UU. tiene otras preocupaciones en el exterior que podrían ser más prioritarias, como la guerra de Irak, la situación en Oriente Medio y las pretensiones nucleares de Irán o Corea del Norte, el Gobierno de Obama "tiene nuevas intenciones'' hacia América Latina.

Sarukhan consideró que la disposición al diálogo que mostró EE.UU. en Trinidad y Tobago es una manera de ejercer una política de "diplomacia suave'', lo que cree es una de las formas "más poderosas'' de hacer política.

El embajador aprovechó para pedir que el Congreso ratifique cuanto antes los Tratados de Libre Comercio (TLC) con Panamá y Colombia firmados por la administración anterior, pero que todavía están pendientes de aprobación.

Estos acuerdos, a su juicio, son "una de las mejores formas de ayudar al desarrollo de los países''.

  Comentarios