América Latina

Guatemala indignada con video que acusa a Colom de asesinato

El presidente Alvaro Colom en conferencia de prensa en el palacio de gobierno en esta foto de archivo del 4 de septiembre.
El presidente Alvaro Colom en conferencia de prensa en el palacio de gobierno en esta foto de archivo del 4 de septiembre. AP

La divulgación de un video en el que el abogado Rodrigo Rosenberg, asesinado el domingo, afirma que va a ser víctima de un crimen ordenado por el presidente Alvaro Colom y su esposa Sandra Torres causó estupefacción en Guatemala, donde muchos sectores exigen que se investigue la verdad y se haga justicia.

"Si usted está en este momento oyendo o viendo este mensaje, es porque a mí me asesinó Alvaro Colom, Sandra de Colom, con la ayuda de Gustavo Alejos, [secretario privado de la presidencia]'', asegura Rosenberg en la cinta.

Rosenberg, de 48 años, fue acribillado el domingo por desconocidos mientras montaba bicicleta cerca de su casa en la capital.

La "razón de por qué estoy muerto'' es "única y sencillamente porque hasta el último momento fui abogado del señor Khalil Musa y de su hija Marjorie Musa'', agrega. Ambos fueron asesinados en abril.

En la grabación, de 18 minutos, Rosenberg asegura que deja a la justicia todas las pruebas de su denuncia, y acusa al secretario de la presidencia de amenazarle con que "él [Alejos] se iba a encargar de que yo no siguiera hablando'' si seguía diciendo lo que había pasado con los dos asesinados.

"Yo espero que mi muerte sirva para empezar un nuevo camino, para que la gente se rebele'', dice Rosenberg en el video, ante la violencia que sacude a Guatemala y la impunidad que alcanza a 98 por ciento de los crímenes que se cometen.

Colom negó de inmediato cualquier responsabilidad en el homicidio y pidió que una comisión de Naciones Unidas y el FBI investiguen las acusaciones póstumas de la cinta.

"Desconozco los motivos, el origen, que motivaron o llevaron al licenciado Rosenberg a grabar el video. Mi persona, mi esposa, Gustavo [Alejos, su secretario privado] y el gobierno descalifica el contenido de ese video'', dijo Colom en una conferencia de prensa.

Además sostuvo que "primero no soy asesino, segundo, no soy narcotraficante y todo lo que dice [Rosenberg] allí está totalmente fuera de sentido''.

Además "pedimos oficialmente a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que es un organismo de Naciones Unidas su apoyo y contribución para el esclarecimiento de este hecho'', dijo Colom en un mensaje difundido por televisión e internet.

"La muerte del licenciado Rosenberg ha sido utilizada por políticos oportunistas y conspiradores de tradición ligados con el crimen organizado, para confundir a la opinión pública y atacar a las máximas autoridades para crear el rompimiento institucional'', afirmó el mandatario, que ha pedido ayuda exterior para esclarecer el asesinato.

"Ayer [lunes] hablé con el embajador de Estados Unidos [Stephen McFarlan] para pedir la colaboración del FBI y hoy en la tarde estaremos pidiendo el apoyo a los otros países amigos'', afirmó Colom.

Mientras tanto, la sociedad guatemalteca trata de sobreponerse de la estupefacción que ha generado este nuevo episodio de violencia que salpica las entrañas del Estado. Muchos sectores políticos, al igual que Rosenberg en el video, han pedido la renuncia de Colom.

Otto Pérez, secretario general del Partido Patriota, principal opositor político del gobierno, pidió que Colom se separe del cargo mientras se investiga.

Helen Mack, activista de derechos humanos y directora de la fundación Myrna Mack, dijo que ‘‘una acusación como esta pone al país al borde de una crisis institucional''.

La Premio Nobel de la Paz y líder indígena Rigoberta Menchú se unió a las voces que exigen investigar el crimen, que causó estupefacción luego de que el lunes, un día después de la muerte del abogado, se difundiera el video con sus acusaciones contra Colom.

"En mi calidad de Premio Nobel de la Paz y ante la gravedad de los recientes acontecimientos relacionados con el condenable asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, exijo que se garantice la independencia absoluta del sistema de administración de justicia'', indica Menchú en una carta enviada a Colom.

La carta se hizo pública horas después que Colom se reuniera en privado con el fiscal general, Amílcal Velásquez, lo que levantó suspicacias sobre la independencia de la fiscalía.

Cientos de guatemaltecos salieron a la calle el martes para protestar contra Colom, mientras otros lo hicieron para apoyarlo. La policía impidió que ambos grupos se enfrentaran a golpes.

Por otra parte, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), unos 250 de los 333 alcaldes de Guatemala y los gobernadores nombrados por Colom manifestaron su respaldo del partido hacia el mandatario.

También los gobernadores, nombrados por Colom, expresaron su apoyo al mandatario.

"Este hecho es un hecho sumamente grave. Hay una denuncia hecha por una persona que estaba siendo amenazada, él sabía que podía tener un final fatal y hace las denuncias, eso le da una gravedad penal mucho más grande, más seria y más profunda'', dijo el politólogo Alfonso Cabrera.

Mario Polanco, del Colectivo por los Derechos Humanos, dijo que teme que, por su complejidad, este caso vaya a quedar impune.

Si no "se hace nada, el gobierno se quedará mucho más debilitado de lo que ya se encuentra'', dijo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios