América Latina

Oficialismo habría gastado $1 millón en movilizar a seguidores

Seguidores del presidente guatemalteco marchan a favor del gobierno en la capital del país centroamericano.
Seguidores del presidente guatemalteco marchan a favor del gobierno en la capital del país centroamericano. AP

Alrededor de un $1 millón gastó la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE, partido de gobierno) en movilizar a más de 35,000 personas que llegaron a la capital de Guatemala para respaldar al presidente Alvaro Colom y su esposa, Sandra Torres.

La pareja presidencial ha sido acusada, junto al secretario privado de Colom, Gustavo Alejos y otros empresarios, de ser los responsables del asesinato el domingo pasado del abogado Rodrigo Rosenberg, en un video que éste grabó tres días antes de su muerte.

Al frente del Palacio Nacional de la Cultura (antigua casa de gobierno) el montaje de una tarima y sonido para el mítin en favor de Colom, según uno de los encargados de la logística, tuvo un costo aproximado de 100,000 quetzales, unos $12,500.

Además, los organizadores invirtieron en transporte y alimentación para los participantes en la concentración, quienes llegaron desde diferentes municipios de los 22 departamentos que conforman el territorio guatemalteco.

"El pago fue en efectivo y por adelantado'', afirmó a la AFP uno de los choferes de los más de 100 autobuses que utilizaron para transportar a los seguidores de Colom, aunque se abstuvo de especificar cuánto le pagaron.

En la concentración también participaron los 22 gobernadores departamentales y, según el alcalde de Taxisco, Santa Rosa (sur-este), Otto Peralta, más de 200 alcaldes, de un total de 331.

Entre los alcaldes se encontraba Roberto Candelario Gramajo, edil de Chicamán, Quiché, por el opositor Partido Patriota (PP, derecha), para apoyar a Colom, quien, según él, "el único pecado que tiene el presidente es ayudar a la clase más necesitada''.

Los medios de comunicación locales han denunciado amenazas del partido gobernante tanto a funcionarios públicos, con la pérdida de sus empleos, como a los ediles con la supresión de dinero para programas, que no acudieran este domingo a dar su apoyo al presidente, que vive la peor crisis de sus 16 meses de presidencia.

  Comentarios