América Latina

Ofrecen protección a presunta testigo de asesinato de abogado

Fotografía del 10 de mayo del 2009, de la escena del asesinato del abogado guatemalteco Rodrigo Rosenberg, que ha desatado una crisis política en el país centroamericano.
Fotografía del 10 de mayo del 2009, de la escena del asesinato del abogado guatemalteco Rodrigo Rosenberg, que ha desatado una crisis política en el país centroamericano. AP

El procurador de los derechos humanos (PDH) de Guatemala, Sergio Morales, dijo el jueves que dará protección a una supuesta testigo del asesinato del jurista Rodrigo Rosenberg, que por medio de su abogado denunció temer por su vida, para poder examinar su testimonio.

La muerte de Rosenberg, ocurrida el 10 de mayo en el sur de la capital de Guatemala, ha conmocionado al país y ha creado una crisis política de grandes dimensiones por las acusaciones hechas por la víctima en un video grabado tres días antes de su asesinato, en el que responsabiliza del crimen al presidente lvaro Colom.

"Estamos tratando de contactar a esta mujer y a su abogado, para ofrecerles protección para que puedan rendir su testimonio ante las autoridades que investigan el caso'', comentó Morales.

Prefirió no identificar a la supuesta testigo ni al abogado, ya que le manifestaron que ella ‘‘está dispuesta a rendir su testimonio, pero que teme por su vida''.

Según Morales, el abogado le hizo llegar el jueves a su despacho un documento en el que "habla de una testigo que identifica con nombre y apellido a tres de seis personas que supuestamente habrían sido los autores materiales del asesinato'' de Rosenberg.

"En el documento el abogado dice que la testigo está dispuesta a aportar su versión, pero que tiene temor por su seguridad. Pide que nosotros hagamos los contactos para que se le dé apoyo para que haga su declaración'', precisó Morales.

El procurador se abstuvo de identificar a los acusados por la supuesta testigo, pero según versiones de la prensa local se trata de Carlos Nimatus, Gerson Nimatus y Julio Galicia.

El jueves mismo, a petición de la supuesta testigo y su abogado, Morales entregó el citado documento a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que investiga el caso, a la embajada de EEUU y a otras dos entidades internacionales no identificadas.

"Los organismos de investigación deberán determinar la autenticidad de la información que contiene ese documento y proceder de acuerdo a sus criterios'', señaló Morales.

Ni la Fiscalía ni la CICIG se han pronunciado aún respecto a esa información.

Morales también aseguró que "otras dos personas relacionadas con este caso'', a las que no identificó, le han enviado mensajes solicitando protección por sentirse amenazadas.

''Hay por lo menos dos personas que han participado en este caso, que han mandado mensajes de que quieren entrevistarse conmigo porque tienen preocupación de que les pueda pasar algo'', indicó.

Por su parte, Ronaldo Robles, secretario de Comunicación de la Presidencia, dijo a periodistas que el Gobierno ha dejado en manos de la CICIG y la Fiscalía la investigación, por lo que no puede pronunciarse respecto a la información entregada al Procurador.

Este documento es la primera pista concreta que se da a conocer públicamente sobre el asesinato de Rosenberg, quien en la cinta además de a Colom acusa a la esposa del mandatario, Sandra Torres, a su secretario privado, Gustavo Alejos, el empresario Gregorio Valdez y los directivos del Banco de Desarrollo Rural, el segundo más grande y sólido del país.

Rosenberg también responsabiliza a todos ellos del asesinato del empresario Khalil Mussa y su hija Marjorie, ocurrido el pasado 14 de enero.

El móvil de los crímenes, según Rosenberg, es una trama de "negocios ilegales y millonarios que van desde el lavado de dinero hasta el desvío de fondos públicos a programas inexistentes de la señora del presidente, Sandra de Colom, así como la financiación de empresas de papel utilizadas por el narcotráfico".

Este escándalo ha provocado una de las crisis políticas y de gobernabilidad más graves que ha sufrido este país centroamericano en la última década.

Además ha desatado la polarización de la sociedad guatemalteca entre quienes exigen la renuncia de Colom para que sea procesado y los que lo apoyan.

  Comentarios