América Latina

Castresana pide seriedad y discreción en la investigación del caso Rosenberg

El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el español Carlos Castresana, permanece hoy, 22 de mayo de 2009, durante una rueda de prensa en un hotel de Ciudad de Guatemala (Guatemala), en la que pidió "seriedad y discreción" a todas las "fuentes e instituciones" que quieran colaborar en la investigación del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg quien en un vídeo póstumo acusa de su muerte al presidente de Guatemala, Álvaro Colom, a la primera dama y al secretario privado de la presidencia del país centroamericano. EFE/Ulises Rodríguez
El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el español Carlos Castresana, permanece hoy, 22 de mayo de 2009, durante una rueda de prensa en un hotel de Ciudad de Guatemala (Guatemala), en la que pidió "seriedad y discreción" a todas las "fuentes e instituciones" que quieran colaborar en la investigación del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg quien en un vídeo póstumo acusa de su muerte al presidente de Guatemala, Álvaro Colom, a la primera dama y al secretario privado de la presidencia del país centroamericano. EFE/Ulises Rodríguez

El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el español Carlos Castresana, pidió hoy ‘‘seriedad y discreción'' a todas las "fuentes e instituciones'' que quieran colaborar en la investigación del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg.

''Les pedimos que sean serios, que sean responsables, y que sean discretos'', señaló Castresana a los periodistas durante una improvisada rueda de prensa en un hotel del sur de la capital guatemalteca.

El jefe de la CICIG criticó la publicación de un documento enviado el miércoles al Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Sergio Morales, en el que una supuesta testigo identifica a tres personas que habrían participado en el asesinato de Rosenberg.

''La mejor manera de ayudar a la investigación no es publicar la existencia de informantes, menos con sus nombres y apellidos, sino hacernos llegar la información de la manera mas confidencial'', se quejó el comisionado.

''Tenemos que pedir la más estricta confidencialidad en la investigación, nosotros la vamos a respetar y esperamos que los demás también la respeten'', agregó.

El pasado miércoles, Morales señaló a la prensa que un abogado le envió a su despacho un documento en el que le informa sobre la existencia de una testigo del crimen que identificó con nombres y apellidos a tres de seis personas que habrían ejecutado el asesinato.

Aunque el procurador se limitó a informar de la existencia de ese documento sin identificar a ninguna persona, una copia del mismo fue publicada hoy en el diario Prensa Libre, en el que identifican al abogado que remitió el escrito.

Se trata del jurista Juan Carlos Solís, hermano del capitán del Ejército guatemalteco, sentenciado en 2002 a 30 años de prisión por la ejecución extrajudicial del obispo primado de Guatemala, Juan Gerardi Conadera.

Los supuestos sicarios señalados en el documento fueron identificados como los hermanos Carlos y Gerson Nimatuj, y Julio Galicia, los tres con un amplio historial delictivo.

Esa publicación, insistió Castresana, "no es la manera de hacer serios con las investigaciones. Déjenos hacer nuestra tarea. Nosotros tenemos que trabajar y cuando haya resultado que enseñar seremos los primeros en enseñarlos''.

El jurista español pidió "calma, serenidad y un poquito de paciencia'' y aseguró: "en cuanto tengamos algo que enseñar, lo vamos a hacer''.

La CICIG investiga la muerte de Rosenberg, ocurrida el pasado 10 de mayo en un barrio residencial del sur de la capital, la cual desató una seria crisis política en Guatemala por la supuesta implicación en ese hecho del presidente lvaro Colom.

En un vídeo grabado tres días antes de su muerte, Rosenberg acusó de su asesinato al mandatario lvaro Colom, su esposa Sandra Torres, su secretario privado, Gustavo Alejos, el empresario Gregorio Valdéz, y altos directivos del Banco de Desarrollo Agrícola (Banrural), el segundo más grande del país.

Castresana señaló que informar de supuestos testigos de ese crimen a través de los medios de comunicación "solo invita a que los maten si verdaderamente tienen una información relevante o a crear expectativas en la opinión pública, que no están justificadas. Ambas cosas son perniciosas. Tiempo habrá de hacer público lo que tenga que ser publicado'', anotó.

El crimen de Rosenberg provocó una de las crisis políticas y de gobernabilidad más graves que ha sufrido este país centroamericano en la última década, y desató la polarización de la sociedad guatemalteca entre quienes exigen la renuncia de Colom, para que sea procesado ante la Justicia, y los que le apoyan.

  Comentarios