América Latina

Amigo de abogado asesinado pide protección a Procuraduría de DDHH

Luis Mendizábal, amigo del abogado Rodrigo Rosenberg (asesinado el 10 de mayo pasado), pidió este sábado protección a la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) de Guatemala, por sentir que su vida también corre peligro.

"Me trasladó su versión de los hechos que rodean la muerte del señor Rosenberg y me manifestó que teme por su vida, por lo que solicitó protección'', afirmó a medios locales el titular de la PDH, Sergio Morales.

Mendizábal, ex asesor de militares guatemaltecos, fue quien distribuyó el vídeo que dejó grabado Rosenberg, quien fue asesinado el pasado 10 de mayo en un exclusivo sector del sur de la capital guatemalteca cuando realizaba ejercicios en una bicicleta.

En el vídeo, grabado tres días antes de su muerte, Rosenberg implicó en su asesinato al mandatario lvaro Colom; su esposa, Sandra Torres; su secretario privado, Gustavo Alejos; al empresario Gregorio Valdez, y altos directivos del Banco de Desarrollo Rural (Banrural), el segundo más grande del país.

De acuerdo con Morales, Mendizábal ya puso en autos a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), dirigida por el jurista español Carlos Castresana y, aunque se siente amenazado, hasta el momento no se ha concretado ninguna amenaza en su contra.

El miércoles pasado, Morales informó a la prensa que un abogado le envió a su despacho un documento en el que le informa sobre la existencia de una testigo del crimen que identificó con nombres y apellidos a tres de seis personas que habrían ejecutado el asesinato.

Los supuestos sicarios señalados en el documento fueron identificados como los hermanos Carlos y Gerson Nimatuj, y Julio galicia, los tres con un amplio historial delictivo.

En torno a ello Castresana pidió "seriedad y discreción'' a todas las "fuentes e instituciones'' que quieran colaborar en la investigación del asesinato de Rosenberg.

"Les pedimos que sean serios, que sean responsables, y que sean discretos'', señaló Castresana a periodistas locales.

El crimen de Rosenberg ha provocado una de las crisis políticas y de gobernabilidad más graves de la historia reciente de Guatemala, mientras que Colom, en varias oportunidades, ha rechazado los señalamientos póstumos de Rosenberg.

  Comentarios