América Latina

Hillary Clinton acapara atención en Asamblea de la OEA y opaca a presidentes

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, acaparó la atención en la asamblea de la OEA que comenzó este martes en Honduras, donde gente común se acercó a tomarle fotos y a pedirle autógrafos, lo que opacó la presencia de tres presidentes.

Clinton encabeza la delegación estadounidense en la 39 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se desarrolla este martes y miércoles en San Pedro Sula, capital industrial de Honduras, 240 km al norte de Tegucigalpa.

La cita fue inaugurada por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, frente a tres gobernantes latinoamericanos y ministros de 34 países, pero fue la secretaria de Estado y ex primera dama estadounidense quien acaparó la atención de los medios y la gente común.

A su llegada al Club rabe de San Pedro Sula, sede de la asamblea, decenas de curiosos trataron de aproximarse a Clinton para saludarla y tomarle fotos, pese a las estrictas medidas de seguridad.

Algunas personas le pidieron autógrafos, pero ella respondió a esta bienvenida solamente saludando con la mano y sonriendo.

Los curiosos, en cambio, no se sintieron atraídos por los tres gobernantes asistentes en esta cita continental: Fernando Lugo (Paraguay), Daniel Ortega (Nicaragua) y Manuel Zelaya (Honduras).

Pese a esta recepción más propia de una estrella de cine que de una figura diplomática, a Clinton le esperaba una ardua tarea en este cónclave, dominado por el debate sobre un eventual reingreso de Cuba a la OEA.

Clinton se mostró este martes "confiada'' en que el continente logrará una postura común sobre la readmisión de Cuba, poco antes de que comenzara la 39 asamblea general.

"Sé que hemos tenido discusiones sobre esto (Cuba). Espero que tengamos más (...) y estoy confiada en que podremos lograr una vía común para avanzar'', dijo a un grupo de diplomáticos del Caribe.

Clinton no dio mayores detalles, en momentos en que los países de la OEA están divididos sobre cómo debería ser un eventual reingreso de la isla al organismo, que la excluyó en 1962 por integrar el bloque comunista.

La secretaria de Estado reiteró la exigencia estadounidense de que Cuba libere a sus prisioneros políticos y amplíe las libertades públicas antes de poder ser readmitida.

Pero Venezuela, Bolivia y Nicaragua demandan que se le permita reintegrarse inmediatamente y sin condiciones, para reparar lo que consideran un "error histórico'' de la OEA.

El lunes, a su llegada a San Pedro Sula, Clinton se entrevistó con el presidente Zelaya, un derechista que dio un giro a la izquierda durante su mandato y ha estrechado lazos con Venezuela y Cuba.

Clinton cenó luego con varios cancilleres, el secretario general Insulza y la líder indígena guatemalteca y Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú.

Junto a Clinton llegó a Honduras un grupo de legisladores estadounidenses, entre ellos el representante demócrata Eliot Engel, que dijo a periodistas que su país ‘‘desea tener relaciones más cercanas'' con sus "hermanos en el continente''.

Clinton llegó a Honduras desde El Salvador, donde el lunes asistió a la investidura del izquierdista Mauricio Funes.

La acompaña el jefe del departamento de Estado para América Latina, Thomas Shannon.

  Comentarios