América Latina

Llegan a tierra firme cuerpos de avión accidentado

Militares descargan de la aeronave H-34 Super Puma de la Fuerza Aérea brasileña el segundo grupo de ocho cadáveres de las víctimas del accidente del avión Airbus A330-200 de Air France el 9 de junio de 2009, en el archipiélago Fernando de Noronha (Brasil). Los 16 cuerpos seguirán hacia la ciudad brasileña de Recife para su identificación, mientras en alta mar prosiguen los trabajos de búsqueda.
Militares descargan de la aeronave H-34 Super Puma de la Fuerza Aérea brasileña el segundo grupo de ocho cadáveres de las víctimas del accidente del avión Airbus A330-200 de Air France el 9 de junio de 2009, en el archipiélago Fernando de Noronha (Brasil). Los 16 cuerpos seguirán hacia la ciudad brasileña de Recife para su identificación, mientras en alta mar prosiguen los trabajos de búsqueda. EFE

Helicópteros brasileños entregaron el martes en tierra firme los primeros ocho cadáveres de pasajeros del avión de Air France siniestrado, mientras los equipos de búsqueda recogieron otros cuatro cuerpos al continuar la búsqueda de los restos del percance.

Con ello, se elevó a 28 el total de cuerpos recuperados en el mar del accidente del Vuelo 447 de Air France, ocurrido la noche del 31 de mayo cuando cumplía la ruta Río de Janeiro-París con 228 personas a bordo.

Entre tanto, un sindicato de pilotos de Air France dijo que la aerolínea estaba reemplazando los sensores de velocidad sospechosos de transmitir información errónea a las computadoras del jet caído.

Una fragata brasileña trasladó los ocho cuerpos hasta 55 kilómetros de la isla de Fernando de Noronha, donde dos helicópteros se desplazaron a recogerlos y dejarlos en la ínsula donde serían sometidos a una preidentificación, antes de su traslado a la ciudad nororiental de Recife, donde se realizará el trabajo forense de identificación.

"Tras la liberación (de los cuerpos) en Fernando de Noronha, una vez cumplida la actividad pericial inicial de la policía federal, los cuerpos serán trasladados a Recife en un avión C-130 de la fuerza aérea brasileña'', dijo el capitán Giucemar Tobosa Cardoso, de la armada.

Soldados y personal médico retiraron los cuerpos de los helicópteros que transportaron los primeros cadáveres.

El coronel Henry Munhoz, portavoz de la fuerza aérea brasileña, mostró a periodistas en Recife la foto de una parte de la ala del avión con los colores de Air France, que habría sido recogido días antes en el mar.

Cardoso dijo que las partes del avión recogidos permanecerán a bordo de los navíos brasileños para su posterior entrega a las autoridades francesas que tendrán a cargo la investigación del desastre.

Peter Goelz, un ex director de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte estadounidense, dijo que la identificación de los cuerpos, saber cuáles eran sus asientos y el estudio de sus lesiones daría indicios sobre las causas del desastre.

Con los grabadores de abordo en las profundidades del océano, los investigadores estudian la posibilidad de que los monitores externos de velocidad --los llamados tubos Pitot-- se congelaron y transmitieron información falsa a las computadoras en medio de una tormenta eléctrica.

Los tubos Pitot, con forma de L, se proyectan del ala o el fuselaje del avión y se los calienta para evitar que su cubran de hielo. La presión del aire que entra en el tubo permite medir la velocidad y el ángulo de vuelo. Su mal funcionamiento puede engañar a la computadora que controla el avión, provocando una aceleración o desaceleración peligrosa.

Air France dijo que empezó a reemplazar en los aviones Airbus A330 el 27 de abril apenas dispuso de una versión mejorada y terminará la tarea en las "próximas semanas''.

Los monitores aún no habían sido reemplazados en el Vuelo 447.

La fuerza aérea brasileña dijo entretanto que reemplazaría los tubos de Pitot en el avión presidencial Airbus A319 debido a una recomendación del fabricante más de un mes antes de la caída del avión de Air France.

Todos los aviones de Air France que despegaban el martes estaban equipados con dos de los nuevos sensores Pitot, dijo Eric Divry, vocero del sindicato de pilotos SNPL, a rafio France-Info.

Marco Sibaja informó desde Recife y Alan Clendenning desde Sao Paulo. Colaboraron los periodistas de AP Federico Escher en Fernando de Noronha, Brasil; Eileen Ng en Kuala Lumpur; y Cecile Brisson, Angela Charlton y Emma Vandore en París.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios