América Latina

Presidente de Honduras no asistirá a cumbre de la ALBA

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, no asistirá a la cumbre extraordinaria de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que se celebrará el próximo miércoles en Venezuela, informó hoy una fuente oficial.

Eduardo Enrique Reina, secretario privado de Zelaya, explicó a Efe que el gobernante no viajará a Venezuela porque está "dedicado plenamente'' a impulsar una encuesta popular el próximo domingo orientada a que los hondureños decidan en noviembre si quieren la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente que refuerce la actual Carta Magna, que data de 1982.

Reina dijo que Zelaya había delegado su representación en el encuentro en la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Rodas.

La encuesta que impulsa el presidente está prevista para el próximo 28 de junio para que los hondureños se pronuncien sobre la instalación de una cuarta urna en las elecciones generales del 29 de diciembre para votar a favor o en contra de una Asamblea Nacional Constituyente.

En las otras tres urnas, los hondureños elegirán a un presidente, tres vicepresidentes, 128 diputados y 298 corporaciones municipales.

Zelaya, quien cesará en su cargo el 27 de enero de 2010, ha reiterado que no estará ni un minuto más en el poder de lo que le dicta la ley, aunque ha dejado entrever de que podría aceptar un regreso si esa fuera la voluntad popular una vez reformada la Constitución.

La encuesta del próximo domingo y la cuarta urna han creado una polarización en Honduras entre los sectores que apoyan la iniciativa del presidente y los que la rechazan porque aseguran que el propósito básico de Zelaya es el continuismo.

El presidente y otros altos funcionarios se encuentran recorriendo el país pidiendo el respaldo a la encuesta del próximo domingo, mientras que otros altos funcionarios hacen lo mismo desde hace dos semanas en todo el país.

Las elecciones de noviembre próximo serán las octavas desde que el país centroamericano retornó a la democracia, en 1980, luego de casi dos décadas de regímenes militares.

  Comentarios